Cuáles son las medidas que analiza el Gobierno para acelerar la liquidación de dólares y frenar la demanda

En medio del aceleramiento de la crisis, Fernández busca el camino para generar los incentivos a sectores estratégicos de la economía. Qué pasará con el dólar ahorro. Las medidas se anunciarán entre este jueves y el fin de semana.

30 de septiembre, 2020 | 17.45

El Gobierno lanzará en las próximas horas una serie de medidas para blindar las deterioradas reservas. Serán dos paquetes de anuncios y ambos apuntan a llegar a enero con un esquema que permita absorber la liquidación de dólares de la cosecha gruesa de soja, que se concentra entre septiembre y enero y que las cerealeras retienen. Por un lado, el directorio del Banco Central deberá aprobar este jueves --aunque se trate de una formalidad, dado que ya fue consensuado con Economía-- ajustes sobre las medidas cambiarias aplicadas hace apenas dos semanas. Se incluye retoques en el acceso a divisas para el sector minero y energético que deban reestructurar deuda hasta fin de año; sobre el cupo de 200 dólares para pequeños ahorristas, que ya tuvo podas esta semana y en el esquema compensaciones a pymes. El otro listado de medidas, que se irán conociendo hasta el fin de semana, tienen como foco una reducción temporal de retenciones sobre oleaginosos, mediante un esquema que todavía no se definió en porcentajes, y poner en práctica la disminución anunciada a principio de enero de derechos de exportación al sector minero

Vicentin: de gran empresa a gran estafa

"Viene por el lado de los incentivos y no de mayor regulación", resumió a El Destape una fuente oficial sobre el camino que elegirá el Gobierno para incentivar el ingreso de divisas. La urgencia que plantea la pérdida de reservas no está permitiendo al equipo económico desarrollar una estrategia clara. "Nunca vamos a saber siquiera si funcionaba", aseguraban desde Economía respecto al esquema que cuidadosamente había armado el ministro Martín Guzmán a partir de un canje exitoso de deuda. El objetivo era que, con los bonos performing en poder de los organismos públicos, se interviniese en el mercado de dólar financiero para bajar el precio de referencia y reducir la expectativa de devaluación. 

A los quince días se anunció, junto al proyecto de Presupuesto, un combo de medidas para reducir la demanda de dólares y obstaculizar las operaciones de dólar bursátil. En ese momento se presenta como un esquema de premios y castigos para estimular el ahorro en pesos. Se dispuso así una alícuota de 35% extra al impuesto PAIS a cuenta de Ganancias y Bienes Personales para la divisa con fines de atesoramiento y se modificaron los plazos para que sea más barato y rápido pasarse de dólar a pesos que viceversa

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Esta semana además se aclaró que el universo de personas humanas con acceso al mercado cambiario se reduce al incluirse a trabajadores y trabajadores de empresas que hayan pedido asistencia estatal. "Esto generó varios cruces dentro del directorio, porque se sabía que iba a generar ruido", detallaron desde el organismo monetario a este medio.  Ya estaban excluidas las personas que habían recibido alguna ayuda directa del Estado . Según pudo saber El Destape, mañana se conocerán nuevos ajustes sobre el dólar con destino al ahorro. Para esta semana se prepara también un nuevo anuncio, un paquete de medidas que será más indulgente con los sectores más concentrados de la economía, vinculados con el complejo exportador de materias primas, para que ingresen los dólares.

Recalculando hoja de ruta

Las medidas fueron trabajadas por el Banco Central, el Ministerio de Economía y de Desarrollo Productivo. La decisión de aplicar una baja, al menos temporal, de las retenciones a la soja está tomada y se analiza cuáles serán los porcentajes y cómo se escalonará la baja que, en principio se piensa hasta enero. También se especula con incluir a carnes, dado que disminuyó el ritmo de ventas externas del sector ante una menor demanda china por la pandemia.

El Gobierno viene estudiando una modificación a las retenciones para que el campo liquide la soja hace varias semanas. Tal como informó este medio, el Consejo Agroindustrial Argentino presentó a principio, en una reunión con los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Agricultura, Luis Basterra, los secretarios de Hacienda, Raúl Rigo, y de Política Económica, Haroldo Montagu y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont un propuesta que prometía mejorar la producción del sector y la liquidación. El esquema era rediscutir los convenios laborales, demandar grandes obras de infraestructura, inversión y financiamiento para el sector por parte del Estado y aplicar una "reducción gradual de impuestos a las exportaciones de productos agroindustriales y de grandes cultivos con miras a su eliminación (diez años).

Este último iba a ser presentado por el Consejo a través de un proyecto de Ley en el Congreso. Sin embargo, los funcionarios lograron frenar la avanzada legislativa y los representantes del complejo agroindustrial se fueron con la promesa de rever el esquema de retenciones. En las últimas semanas, la liquidación retenida del complejo aceitero se convirtió en el foco de atención del equipo económico. No bastan las restricciones si el único canal genuino de divisas retiene para presionar una mayor devaluación. Montagu resaltó este martes ante el Congreso, al explicar el Presupuesto 2021, que la liquidación acumulada de este año se encuentra en sus mínimos desde 2009.  Si bien todavía hay margen regulatorio para presionar al sector a liquidar, el Gobierno irá por el lado de los incentivos y no por lo que "pueda entenderse como confrontación". 

En este contexto se inscribe una propuesta de reducir las alícuotas a los niveles de comienzo de año, como un reconocimiento de que la pandemia modificó la ecuación para todos, aunque ese sector se beneficia de la devaluación de la moneda. El Gobierno subió las retenciones en dos oportunidades (entre diciembre y enero) para la soja, llevándola de 24,5% que dejó el macrismo al 30% y luego al 33%. Una opción sería volver al 24,5%. Con la carne sería el mismo camino. La habían subido de 5% a 9% y podría volver al número pre pandemia. El esquema, que se trabaja en Desarrollo, incluiría incentivos en el caso derivados de la soja, como harinas y aceites, para estimular la producción. 

Este medio también pudo confirmar que se trabajará con incentivos para el sector minero. A fines del año pasado, cuando se dispuso las subas para el complejo agroexportador, se incluyó una rebaja de retenciones al sector minero hasta el 8%. En Economía reconocen que no se reglamentó correctamente y el sector actualmente tributa en promedio un 12%. En este caso se trata de afinar la reglamentación y dejar firme la alícuota de 8%, aunque no descartan reducciones a largo plazo. 

Para mineras y energéticas se definirá además un esquema que compense la restricción al acceso de dólares para el pago de deuda.  Tal como informó este medio, el objetivo es evitar que las empresas que quedaron atrapadas en la obligación de reestructurar hasta el 60% de sus vencimientos de este año y no lo hayan hecho hasta ahora entren en default, complicando sus inversiones. El presidente del Central, Miguel Pesce, se reunió este miércoles con referentes de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) a los que se les planteó "la extrema importancia de que Argentina acreciente sus exportaciones de bienes y servicios de modo de contar con las divisas que garanticen el crecimiento". Allí se les explicaron, según comunicó la autoridad monetaria, "las recientes medidas referidas al pago de las obligaciones externas de las empresas".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►