Coronavirus en Argentina: Cómo se liberó en mayo la actividad industrial

Durante mayo cuatro de cada diez industrias operaron sin restricciones, una mayor proporción respecto de la situación más estricta que se vivió en abril, según un relevamiento especial del INDEC sobre un universo de 1700 locales. 

09 de julio, 2020 | 10.21

Durante mayo cuatro de cada diez industrias operaron sin restricciones, una mayor proporción respecto de la situación más estricta que se vivió en abril, según un relevamiento del INDEC sobre un universo de 1700 locales manufactureros.

Viajamos al día después de las PASO 2019

"Entre aquellos locales que operaron parcialmente o no tuvieron actividad productiva en mayo, más del 50 por ciento declaró que, si bien estuvo habilitado para operar, no contó con el personal necesario para operar o no tuvo pedidos y más del 40 por ciento declaró que la principal causa fue que debió permanecer cerrado total o parcialmente por el aislamiento", destaca el informe especial del ente estadístico sobre el impacto de la actividad del COVID-19. 

Las medidas de aislamientos fueron menos estrictas para la actividad manufacturera en mayo respecto del congelamiento casi total de abril. No obstante, la apertura no fue homogénea y los sectores considerados esenciales, obviamente, fueron lo que tuvieron mayor nivel de actividad. En el rubro alimentos, bebidas y tabaco, el 78 por ciento de los establecimientos operaron normalmente, en refinancinación del petróleo, químicos, productos de caucho y plástico, el 45 por ciento estuvo en funcionamiento pleno y madera, papel, edición e impresión, el 40 por ciento.

En contraposición, la actividad en automotores y otros equipos de transporte y en textil, prendas de vestir, cuero y calzado estuvieron paralizadas total o parcialmente en el 90 por ciento de los locales del sector. "En particular,  textil, prendas de vestir, cuero y calzado fue el sector que presentó la tasa más alta de locales sin actividad productiva total (39 por ciento)", agrega el informe del INDEC.

Entre los locales manufactureros que operaron normal o parcialmente durante mayo, los principales problemas manifestados fueron la disminución de la demanda interna derivada del aislamiento y los problemas financieros. Más del 30 por ciento indicó estas dificultades con importancia alta.
Los dos sectores que en mayor medida reportaron una alta importancia a la disminución en la demanda interna exclusivamente producto del aislamiento fueron el textil y automotores.

El 66 por ciento de los locales de cada uno de estos sectores indicó problemas financieros de importancia en mayo. En  alimentos y bebidas la proporción de locales que indicó este problema con importancia alta fue más baja (20 por ciento).

En el sector textil, un 50 por ciento de los locales manufactureros que operaron normal o parcialmente durante mayo indicó problemas financieros serios. Con respecto a la principal fuente de financiamiento de los locales manufactureros, 57 por ciento indicó los recursos propios, 19 por ciento el financiamiento bancario, 8 por ciento el financiamiento de proveedores y 7 por ciento los programas públicos. Estas cuatro fuentes de financiamiento son consideradas las principales para el 90 por ciento de los locales.
 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►