Con pandemia, la pobreza llegó al 42% en 2020 y afecta a 19 millones de argentinos

El Indec informó que la indigencia se mantuvo por encima del 10%. La implementación de diversos programas de contención social evitaron que el indicador se dispare aun más.

31 de marzo, 2021 | 16.08

En un dato demoledor que refleja lo peor de la crisis de la pandemia del coronavirus, el Indec reveló que el 42% de la población es pobre. Se trata de 19 millones de argentinos que estuvieron por debajo de la línea de pobreza durante el segundo semestre de 2020. En comparación al primer semestre, cuando inició la pandemia, el indicador creció sólo 1,1 puntos gracias al impacto positivo de las medidas de asistencia social que promovió el Gobierno en los peores meses de la crisis sanitaria.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

El porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza alcanzó el 31,6%, en donde residen el 42% de las personas. En el primer semestre, tras el comienzo de la pandemia, el 40,9% de los individuos no podían satisfacer sus necesidades básicas, por lo que el guarismo se incrementó 1,1 puntos. En el segundo semestre de 2019, el macrismo le entregó a Alberto Fernández un país con 35,5% de pobres que fueron generados sin una crisis mundial, sino por políticas económicas propias.

El Indec reveló también que en el segundo semestre de 2020 el 7,8% de los hogares se encuentran por debajo de la línea de indigencia, donde reside el 10,5% de las personas. La cantidad de indigentes se mantuvo respecto al cierre del primer semestre, pero se incrementó 2,5 puntos porcentuales de forma interanual.

Para el universo de los 31 aglomerados urbanos que mide la Encuesta Permanente de Hogares, la pobreza afecta a 12 millones personas y, dentro de ese conjunto, y en ese universo se incluyen a tres millones personas indigentes. Extrapolada esta cifra a la totalidad de habitantes del país da que 18,9 millones de personas son consideradas pobres.

De acuerdo a las últimas estadísticas oficiales, la canasta básica total (CBT) marcó que una familia integrada por cuatro personas necesitó de $ 57.997 para no ser considerada pobre. A su vez, una familia tipo conformada por dos adultos y dos hijos menores de seis y ocho años precisó percibir $ 24.575 para no encontrarse por debajo de la línea de indigencia.

En los últimos tres años, la crisis económica que azota al país generó que 7.700.000 personas cayeron en la pobreza. A fines de 2017, sumaban 11.300.000, el 25,7% de la población. Y desde entonces, según las mediciones oficiales, no paró de subir.

Casi el 58% de los menores de 14 años son pobres

De acuerdo al documento oficial, más de la mitad (57,7%) de los niños y niñas de 0 a 14 años son pobres. El mayor crecimiento con relación al semestre anterior se observó en este grupo con un aumento de 1,4 puntos.; y en el grupo de 30 a 64, con una suba de un punto.

El porcentaje total de pobres para los grupos de 15 a 29 años y de 30 a 64 años es de 49,2% y 37,2%, respectivamente. Por su parte, "en la población de 65 años y más hubo un leve aumento ubicándose en 11,9% bajo la línea de pobreza", apuntó el informe.

El ingreso total familiar promedio de los hogares pobres fue de $ 29.567, mientras la CBT promedio del mismo grupo de hogares en el semestre alcanzó los $ 50.854, por lo que la brecha se ubicó en 41,9%, el valor más alto de la serie por quinto semestre consecutivo. De esta manera, no solo hubo un aumento en la incidencia de pobreza respecto del primer semestre de 2020, sino que la situación de las personas bajo la línea de pobreza empeoró por la mayor distancia entre sus ingresos y la canasta.

Las mayores incidencias de la pobreza en personas se observaron en las regiones Gran Buenos Aires (GBA) y Noreste (NEA); y las menores, en las regiones Pampeana y Patagonia. En el GBA –región con mayor cantidad de población– se verificó el valor más alto en la serie por quinto semestre consecutivo: saltó del 41,6% al 44,3%.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►