CAME denuncia comportamiento especulativo y posición dominante de supermercados

Los consumidores pagaron 4,59 veces lo que recibió el productor y la entidad apunta a la especulación de las cadenas de supermercados. LA brecha revirtió la mejora de mayo previo.

12 de julio, 2020 | 16.23

En junio la brecha de precios entre lo que recibe el productor y lo que paga el consumidor se amplió 2 por ciento, según el relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) sobre 25 principales alimentos agropecuarios. Los consumidores pagaron 4,59 veces lo que recibió el productor y la entidad apunta a la especulación de las cadenas de supermercados. El informe destaca que en junio hubo 13 productos en alza y 12 en baja, donde la frutilla, tomate, mandarina, y repollo fueron los alimentos donde más se incrementó la desigualdad. Berenjena, zapallito y acelga, donde más bajó esa brecha de precios. 

"Salir del closet y conquistar el mundo"

La disparidad de importes entre lo que se pagó en góndola y lo que recibió el productor por los alimentos agropecuarios en el campo revirtió la mejora de mayo, pese a que el Gobierno reforzó los controles sobre el cumplimiento de una guía de precios máximos. Este miércoles el INDEC dará a conocer el Indice de Precios al Consumidor de junio. Estimaciones privadas anticipan una inflación en torno al 1,9 por ciento para ese mes, inferior incluso a la brecha de precios que revela CAME. El informe de la entidad detalla destaca que no se observaron desproporciones de dos dígitos como en otras ocasiones.

"En general, las diferencias están determinadas por un conjunto de comportamientos, algunos especulativos de diversos actores del mercado. Básicamente de las grandes cadenas de supermercados que se abusan de su posición dominante en el mercado, y otros son factores comunes como la estacionalidad, que afectan a determinados productos en algunas épocas del año, o los costos de almacenamiento y transporte", advierte el informe de la entidad que conduce Gerardo Díaz Beltrán.

En promedio, los consumidores pagaron 4,59 veces más de lo que cobró el productor por los alimentos en la tranquera de sus campos, cuando en mayo la diferencia fue de 4,5 veces, según el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME. La base se construye con precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada alimento, y valores de origen de las principales zonas productoras, que releva un equipo de 35 encuestadores.

El IPOD agrícola subió 2,6 por ciento y la brecha para esos productos promedió en 4,81 veces, ubicándose 12,2 por ciento abajo del mismo mes del año pasado. El índice para productos ganaderos se se elevó 1,3 por ciento (a 3,71 veces) y se ubicó 3,6 por ciento arriba del mismo mes de 2019. La participación del productor en el costo final se redujo a 25,5 por ciento, con un retroceso de 4,9 por ciento con relación a mayo.

El Indice comenzó a realizarse en 2015 y releva más de 500 importes de cada producto en la Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, Salta, San Juan y Santa Cruz. 

SOSTENÉ A EL DESTAPE ►