Con el precio del dólar actual, cuáles son los sectores más competitivos de la economía

Los que ganaron más competitividad respecto a los destinos de sus exportaciones son alimentos y bebidas, metales preciosos, químicos y maquinaria, entre otros. El sector menos beneficiado por la devaluación es el automotor por su alta incidencia de insumos importados.  

08 de septiembre, 2020 | 18.04

Pese a la presión de una parte del establishment económico y político para forzar una devaluación abrupta de la moneda, que les permita licuar deuda en pesos y abultar sus ganancias por sus posiciones en dólares, el tipo de cambio real se encuentra actualmente en sus máximos históricos. Con una política de ajustes constantes sobre el valor nominal de la divisa a partir de intervenciones del Banco Central, el precio del dólar creció durante todo lo que va del año por encima de la inflación. Pero además, si se toma en cuenta el peso relativo de las monedas de los países con los que se comercia y los productos que la Argentina exporta, la competitividad de la economía alcanza de distinta manera según los sectores productivos que se analicen.  

"En un contexto de aumento de los precios internacionales de los alimentos generado por mayor demanda mundial, la variación mensual positiva del tipo de cambio real multilateral sugiere que Argentina se encuentra mejor posicionada que otros países competidores en los mercados hacia donde ya exporta estas mercancías", asegura un informe del Centro de Estudios para la Producción (CEP), dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo. La depreciación del peso en términos nominales sobre la mayoría de las monedas que integran esa cesta de bienes y países potenció los sectores ya competitivos de la economía. 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

De acuerdo con el informe los sectores que tuvieron mayores mejoras de competitividad a través de una suba del tipo de cambio multilateral fueron en julio: metales preciosos (con un alza de 12,0% interanual), productos de molinería (12,8%), maquinaria de uso general (9,3%) lácteos (5,8%), bebidas (7,0) y productos químicos (6,5%). Estos mostraron las mayores subas intermensuales considerando también su importancia en las exportaciones. 

Por el contrario, las ramas que menos pudieron aprovechar la devaluación para ganar en competitividad  fueron las vinculadas el sector automotor: fabricación de vehículos (0,3%) y autopartes (1,1%). Esto responde a la alta participación de insumos importados en la fabricación de unidades. El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, adelantó la semana pasada que se trabajará en generar las condiciones para incrementar la presencia de partes nacionales en los vehículos que se vendan en el país.  A diferencia de otros sectores, la licuación de salarios producto de la devaluación fue menor en este segmento de mano de obra calificada, y se mantienen altos los costos logísticos. 

Según país y moneda

El tipo de cambio real multilateral se compone de las variaciones nominales bilaterales (entre países) y los niveles de variaciones de índices de precios de todos los mercados  con los cuales Argentina comercia. La mejora general respondió en buena medida a una estabilización respecto al real, dado que Brasil es el principal mercado de manufacturas de origen industrial para la Argentina.

“Cuando la inflación sube por encima del dólar, el empresario dice que con ese dólar no puede exportar. Eso hoy no está ocurriendo. Con este tipo de cambio tienen un nivel razonable para exportar y los comerciantes locales sostienen que pueden competir con las importaciones”, aseguró Kulfas durante un encuentro virtual organizado por la Escuela de Economía y Negocios de la Universidad de San Martín.

Con un amplio mercado interno y una gran inserción internacional de sus productos signada por la elevada diversificación de sus destinos --siendo el tercer abastecedor de alimentos en el mundo--, el rubro alimenticio resulta de alta competitividad. En este segmento se destacaron las mejoras de competitividad de los rubros manteca, margarina y quesos. En el caso de la manteca se debió a la suba del tipo de cambio real bilateral con China (2,3%), segundo destino de este producto detrás de Rusia, explica el informe oficial. 

En el mercado chino de manteca, nuestro país se ubica como proveedor detrás de Nueva Zelanda (más del 80% del mercado), Francia y Australia: en julio los tipo de cambio reales bilaterales de estos países con China se apreciaron, lo cual favoreció a Argentina. "Sumado a la evolución de los lácteos, otras ramas y productos agrícolas mostraron un crecimiento mensual del indicador del tipo de cambio real multilateral, destacándose las ramas de bebidas (1,6%) y productos de molinería (1,7%)", detalla el informe.

Se destacan también las mejoras en salvados (2,8%), que se explica por la mejora del tipo de cambio bilateral con países europeos como Países Bajos (4%) y Reino Unido (2,4%) destinos que representan el 40 por ciento del total exportado por Argentina para este producto. Otros productos de las ramas agrícola-industriales mostraron una suba mensual del tipo de cambio real multilateral, como las legumbres (por la suba del TCR con Estados Unidos, Francia y México) y crustáceos (por España, Italia, China y Japón).

"A la Argentina, de manera recurrente o cíclica le faltan dólares, tiene tensiones en el mercado de cambio y esto genera dificultades para el crecimiento económico. La manera virtuosa de resolver este problema es generando una mayor salida exportadora, una estrategia de desarrollo productivo que tenga en las exportaciones un elemento no único pero sí muy relevante para poder resolver esta situación", aseguró Kulfas.

Dentro de las ramas de metales preciosos, se destacó la suba mensual del productos como el oro, plomo y cobre. Para el caso del oro, se debió principalmente a la mejora del tipo de cambio bilateral de nuestro país con Suiza (2,8%) y Canadá (1,6%), quienes representan en conjunto más del 90% de las exportaciones argentinas. En el cobre (2,1%), el aumento mensual del tipo de cambio real obedeció tanto a la mejora cambiaria con Alemania, principal destino de este producto; como a la apreciación bilateral de algunos de nuestros competidores en ese mercado (Chile, Perú y Brasil, entre otros), lo que favoreció a Argentina.

También la rama de productos químicos incrementó su tipo de cambio real por encima del promedio de la economía (1,5% mensual). Dentro de ésta, los que más crecieron fueron los compuestos nitrogenados (2,4%), químicos orgánicos (1,9%), antisueros y vacunas (1,9%), principalmente por la suba del tipo de cambio real bilateral con Países Bajos, India, China, Chile, Francia y Estados Unidos. 

Otros productos destacados fueron los hilados de lana (2,4%, por mejora del tipo de cambio real bilateral con China, República Checa e India) y tubos sin soldadura (1,9%, por mejora con Estados Unidos y México.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►