Con crisis y coronavirus, se viene la temporada de verano más desafiante de la historia

Protocolos, ATP, subsidios a prestadores turísticos. El Gobierno se las ingenia para salvar un verano que coincide con una pandemia.

16 de agosto, 2020 | 00.05

El verano 2021 aparece en el horizonte como un escenario difícil de imaginar en el contexto de una pandemia, aunque tanto las compañías turísticas como el Gobierno apuntan a "salvar" la temporada. Diversos programas de asistencia económica ya fueron puestos a disposición y las ciudades elaboraron protocolos para evitar que la aglomeración de personas produzca rebrotes de COVID-19.

Néstor y Bush: la historia

En primer lugar, de acuerdo a las últimas modificaciones del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), el beneficio alcanzará a las empresas ligadas al turismo hasta diciembre. Desde el Ministerio de Turismo y Deportes estimaron que ya recibieron esta asistencia más de 19.000 empresas y 211.000 empleados del sector. Pero no es la única medida que tomaron desde la cartera que conduce Matías Lammens.

El Plan de Auxilio, Capacitación e Infraestructura para el Turismo (PACIT) destinará más de $ 4000 millones y está integrado por tres fondos distintos que apuntarán a proteger al sector desde diversas aristas. Si se suma lo erogado por ATP, el Estado invertirá $ 53.000 millones para asistir a uno de los sectores más golpeados por la crisis del coronavirus.

Este esquema se compone de:

- El Fondo de Auxilio y Capacitación Turística (FACT), con beneficios por $ 2600 millones para que 2.000 MiPyMES. El programa ofrece, como máximo, el proporcional del equivalente a un sueldo mínimo, vital y móvil por empleado por mes, durante seis meses, y se podrá destinar para gastos operativos o servicios, consultoría, para negociar financiamiento, adaptar los servicios ante la nueva situación, o bien, para material promocional. Alivianará la situación de las agencias de viajes y turismo, alojamientos u hospedajes turísticos, establecimientos gastronómicos y servicios de recreación turística.

-También vía Fondo de Auxilio para Prestadores Turísticos (APTur), con aportes por $ 200 millones para apoyar a 4000 prestadores de actividades turísticas complementarias, como guías y agentes de viajes, por un monto de $ 50.000. Según pudo saber El Destape, el Gobierno prepara la tercera fase de este beneficio bajo una modalidad de distribución más enfocada en destinos que viven del turismo, como Bariloche, Iguazú, o Calafate.

- Por último, también se lanzó el Plan 50 Destinos, que proyecta obras de infraestructura turística en las 24 provincias. Se destinarán $ 60 millones por proyecto, con el objetivo de dinamizar la actividad, con mejoras que fortalezcan la oferta turística y fomenten la competitividad sectorial.

Por otra parte, el Programa de Reactivación del Turismo está orientado a fomentar la demanda de turismo interno y estimular la actividad económica. El Estado aportará $ 16.500 millones a la entrega de un crédito equivalente al 50% de las compras realizadas en Turismo para gastos de consumo. Se estima que se realizarán preventas por $ 33.000 millones, lo que implicaría un movimiento de $ 50.000 millones.

Proteger la actividad

Esta semana, el Senado dio media sanción al proyecto de reactivación y sostenimiento de la actividad turística nacional. Los puntos más importantes alcanzarán a servicios de alojamiento en camping y/o refugios de montaña, en hoteles, hosterías, cabañas bungalow, aparts y residenciales similares, hospedaje en estancias y albergues juveniles y servicios en apartamentos de tiempo compartido; agencias de viajes: servicios de empresas de viajes y turismo, servicios de agencias de turismo y agencias de pasajes.

Según lo estipulado en el proyecto, el Banco Central deberá  implemente una línea de créditos para quienes desarrollan estas actividades destinado al pago de servicios públicos, capital de trabajo o cualquier otro costo fijo. Estos créditos se otorgarán con un plazo máximo de 36  meses y con seis meses de gracia para el pago de capital e intereses, tendrán una tasa del cero por ciento de interés durante los primeros doce  meses de vigencia y del 20% para el tiempo restante de financiación.

Créditos a municipios y comunas

Asimismo el Central dispondrá de líneas de créditos para Municipios y Comunas de zonas cuya actividad principal sea el turismo que cuenten con garantía de coparticipación federal de impuestos, de fondos propios afectados a fideicomisos que garanticen el pago o garantizados por las propias provincias. Deberán ser aplicados a la inversión en obras y servicios públicos destinados a la recuperación y puesta en valor de la localidad solicitante y la tasa de interés no podrá superar en más de dos puntos a la tasa ofrecida para inversiones en plazo fijo tradicional en pesos por el Banco Nación, con un plazo de gracia de ocho meses desde su otorgamiento.

Personas mayores

Por otra parte, la ley crea el programa “Turismo para Personas Mayores”. Los paquetes turísticos deberán ser comercializados por agencias de viajes y operadores turísticos debidamente autorizados. El Poder Ejecutivo aportará hasta el 21% del valor de los viajes licitados, una vez facturado los mismos.

Estudiantiles

El artículo 25 establece un programa de financiación de los paquetes turísticos de viajes de turismo estudiantil comercializados mediante una línea de crédito específica del Banco Nación.  Los paquetes turísticos deben ser para viajes de residentes en el país con destino a localidades nacionales.

A la playa con barbijo

"Necesitamos turistas, que venga la gente para que sea una buena temporada. pero sabemos cuál es la contrapartida: el rebrote de los contagios", reconoce Raúl Lamacchia, titular de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) de Mar del Plata. Desde su mirada, la llegada de noviembre y diciembre puede marcar el futuro de la temporada.

En diálogo con este medio, Lamacchia aseguró: "Depende mucho de cómo siga la curva de contagios. La gente quiere vacacionar y habrá mucha afluencia de turistas porque los viajes al exterior están descartados en este contexto". Pero para que eso suceda, las ciudades deberán trabajar sobre la implementación de protocolos sanitarios, algo sobre lo que "se viene trabajando", remarcó el titular de la UCIP.   

Según  apuntaron desde distintas federaciones representativas del sector, en espacios cubiertos, como vestuarios y oficinas administrativas habrá que utilizar barbijo o una máscara. Además, los balnearios tendrían cupos limitados de personas por sombrillas o carpas, y con distancia mínima de 1,5 metros.

En cada punto de confluencia será obligatorio la presencia de un control de acceso, termómetros para tomar la temperatura y expendedores de alcohol en gel. En tanto, cada carpa utilizada deberá ser desinfectada.

Todos los balnearios deberán contar con una persona en la entrada que controle el respeto por las capacidades máximas que se permitirán. Sobre las piletas y gimnasios, el ingreso será mediante un sistema de turnos de una hora y deberá ser solicitado previamente en la administración.

Para los juegos infantiles sólo podría haber una persona cada dos metros cuadrados de superficie. Además, los niños deberán estar acompañados solamente por una persona adulta.

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►