Para la UCA el bono de $10.000 y el ATP impidieron que inseguridad alimentaria y hambruna fueran peor

El titular del Observatorio de Pobreza de la UCA, Agustín Salvia, anticipó además una capa de "pobres más pobres". "Se está reduciendo la clase media y eso genera una mayor fragmentación social", dijo.

12 de julio, 2020 | 19.23

El director del Observatorio de Deuda Social de la Universidad Católica Argentina, Agustín Salvia, aseguró que el IFE y el ATP permitieron evitar mayores problemas de inseguridad alimentaria o de hambruna y establecieron "un piso mayor". No obstante, remarcó que la pandemia dejará "una nueva capa de pobres", lo que definió como "pobres más pobres". 

"Salir del closet y conquistar el mundo"

"Los más pobres tuvieron menos caída que lo que le pasó a la clase media baja, que han tenido una caída estrepitosa. Se está reduciendo la clase media y eso genera una mayor fragmentación social", detalló Salvia en declaraciones radiales. "Este contexto obliga a una ingeniería mucho más audaz, que dependerán de las políticas económicas pero también de las políticas sociales", subrayó.

 El director del Observatorio de la UCA remarcó que "la tendencia es un aumento de la pobreza". "Habrá que ver una evaluación semestral. Se pronostica una nueva etapa de empobrecimiento estructural como la que ya hemos tenido en las crisis anteriores". indicó Salvia. 

Hace unos días el directivo había anticipado que las mediciones de la entidad ya ubicaban a la pobreza en niveles del 45 por ciento. "La cifra de pobreza no va a representar lo que efectivamente está ocurriendo. Hay pobres más pobres y una capa de pobreza, que no eran pobres, y que no van a poder salir fácilmente de esta situación", argumentó. 

Salvia consideró que se trata de "un nuevo escenario histórico en la Argentina, el desafío de tener políticas de desarrollo y de crecimiento es mayor al que teníamos antes de la pandemia". 

"No ha habido suficiente respuesta por parte del Gobierno en este contexto. El Gobierno tiene la autoridad moral y política para hacerlo. Debe convocar a intelectuales, expertos y al campo afectado por esta crisis para pensar las políticas del día después. Esto todavía no se resuelve a nivel de políticas de Estado", opinó.

De todos modos, remarcó que el IFE y el ATP "son muy importantes". "Gracias a esos elementos ha habido un piso mayor. Los problemas de inseguridad alimentaria o de hambruna podrían haber sido superiores si no teníamos eso".
 

SOSTENÉ A EL DESTAPE ►