El Senado convirtió en ley el impuesto a las grandes fortunas

La alícuota a pagar irá del 2% al 3,5% y habrá un diferencial para los bienes declarados en el exterior. Según detalló la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, el aporte alcanzaría a 11.855 personas humanas.

04 de diciembre, 2020 | 21.37

Pese a la negativa de Juntos por el Cambio, el Frente de Todos logró convertir en ley el aporte solidario. Con 42 votos afirmativos y 26 negativos, el Senado sancionó el impuesto a las grandes fortunas tras meses de discusión. Los fondos recaudados serán utilizados en gran mayoría para reforzar distintas áreas de asistencia social en medio de la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus. 

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

El Aporte Solidario y Extraordinario de patrimonios superiores a los $ 200 millones se propone ayudar a moderar los efectos de la pandemia de coronavirus a través de la recaudación de $ 300.000 millones para volcar a planes productivos y sanitarios. 

La iniciativa prevé el cobro de 2% a los patrimonios de las personas físicas que hayan declarado hasta la fecha de la promulgación de la ley dicho patrimonio. Esa tasa se elevará al 2,25% en los casos de que los bienes oscilen entre $ 300 y $ 400 millones, al 2,50% entre $ 400 y $ 600 millones y al 2,75% cuando sean de $ 600 a $ 800 millones.

La tasa subirá al 3% cuando los patrimonios oscilen entre $ 800 millones y $ 1.500 millones; al 3,25% para el rango de $ 1.500 a $ 3.000 millones, y a partir de esa cifra será del 3,5%.

Por otra parte, habrá un diferencial para los bienes declarados en el exterior, del cual sus propietarios quedarían exentos si aceptan repatriar el 30% de esas tenencias. Según detalló la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, en su exposición ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el aporte alcanzaría a 11.855 personas humanas.

Lo recaudado será destinado a la compra y producción de material médico para combatir la pandemia de la covid-19; subsidios para las pymes; la urbanización de barrios populares; equipar a YPF para producir y envasar gas natural y financiar el relanzamiento del plan Progresar para estudiantes.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Caserio, sostuvo que el proyecto va a generar un “gran impulso” económico en Argentina. Al defender la iniciativa que se debate en sesión especial en la Cámara alta, agregó que “es un aporte único que se decide pedir en una situación excepcional” y remarcó que el país está “saliendo de esta pandemia como se salió de algunas guerras mundiales, con miles de muertos y las economías suficientemente desgastadas”.

“Este aporte que solicitamos es para ayudarnos a recuperar de la pandemia”, insistió y añadió que “el Estado es una herramienta fundamental”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►