Descubren una nueva estafa del macrismo al Banco Nación por $140 mil millones: "Son 10 Vicentin"

El patrimonio neto de la entidad cayó casi a la mitad entre 2015 y 2019.

09 de septiembre, 2021 | 10.58

El director del Banco de la Nación Argentina, Claudio Lozano, denunció este jueves que “el patrimonio neto de la entidad cayó casi a la mitad entre 2015 y 2019”, y dijo que un bono emitido durante la presidencia de Mauricio Macri “causó un perjuicio al BNA de $140.000 millones”. 

 El funcionario hizo mención a un bono emitido en el canje realizado en marzo de 2018, por medio del entonces ministro de Finanzas, Luis Caputo, que le colocó de forma directa al BNA un bono a tasa fija del 17,25% (el TS21) a cambio de otro título a tasa Badlar que le rendía cerca de seis puntos más a la entidad, "maniobra que le generó al banco público una pérdida de $140.000 millones respecto de lo que hubiera percibido si mantenía el bono original".

Lozano afirmó que esta cifra "representa alrededor de diez Vicentin, que le adeuda al Nación cerca de US$ 300 millones”, según declaraciones realizadas a Ámbito. Destacó que el proceso de descapitalización, al cual calificó de “brutal”, ahora “se está regularizando y entre 2019 y 2020 el patrimonio neto del Banco se recompuso en un 66% real”.

El director del BNA contextualizó que “en términos reales el patrimonio neto del Banco se redujo en un 45% entre 2015 y 2019, un retroceso que se concentró principalmente en la gestión de Javier González Fraga, que asumió la presidencia del BNA en enero de 2017”. Además, cuestionó el hecho de que durante el gobierno de Mauricio Macri “también se usó a la entidad como mecanismo de financiamiento del Tesoro”.

“Esto se hizo por diferentes vías, una de ellas fue este tipo de bonos: desde 2017, antes de que Caputo haga este canje, el BNA le había transferido a través de distintos bonos Badlar al Tesoro unos $88.300 millones, que fue lo que se convirtió a este bono a tasa fija”, sostuvo Lozano, y argumentó que “esto significó esa diferencia de $140.000 millones respecto de lo que hubiera cobrado el banco si mantenía el bono original”.

En esa línea, expresó que en dólares “en el momento del canje la acreencia del BNA era de US$ 4.389 millones y lo que se recibe hoy equivale a US$ 1.611 millones”, y “si se calcula la pérdida frente a la inflación, fue de $ 180.000 millones”.

“Esto forma parte del desastre que encontramos cuando asumimos en el banco”, afirmó, y dijo que también “se hicieron transferencias directas por Presupuesto en 2018 y 2019, que le sacaron al banco $25.000 millones más como aporte compulsivo al Tesoro”. Lozano sostuvo que se trató de “un mecanismo para ocultar la emisión real, al buscar fondos a través del BNA”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►