El acuerdo con EEUU para cruzar datos y atacar la evasión comenzaría a regir el 1º de enero de 2023

Los equipos técnicos del Ministerio de Economía estiman que existe una base imponible sin declarar de más de 100 mil millones de dólares que podrían detectarse a través de un mecanismo de intercambio de información.

26 de octubre, 2022 | 17.43

El Gobierno avanza en el acuerdo de intercambio de información fiscal entre la AFIP y el Internal Revenue Service (IRS) para frenar la evasión tributaria, el cual entraría en vigencia a partir del 1 de enero. Los equipos técnicos del Ministerio de Economía estiman que existe una base imponible sin declarar de más de 100 mil millones de dólares que podrían detectarse a través de este mecanismo.

Según informó a través de su Twitter, el ministro de Economía, Sergio Massa, recibió a la delegación bipartidaria del Senado de Estados Unidos, encabezada por el senador Bob Menendez, con quien repasaron la agenda de cooperación en materia de seguridad energética y alimentaria en el contexto global. SIn embargo, también remarcó que trataron los avances del acuerdo de intercambio de información fiscal entre la AFIP y el IRS.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

De acuerdo a lo que pudo averiguar El Destape, la semana pasada hubo una reunión virtual entre funcionarios del Tesoro, la AFIP y el Ministerio de Economía. Allí se acordó el texto que se va a firmar a fines de noviembre o principios de diciembre. Si todo sigue el curso previsto, el programa de intercambio comenzará a regir a partir del 1 de enero.

Massa retoma una idea de Cristina

A mediados de septiembre, Massa le solicitó a David Lipton, principal asesor de la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, que el gobierno estadounidense active el proceso de acuerdo entre la AFIP y su par norteamericano, el IRS,  para que comparta información "en tiempo real" de  cuentas no declaradas de argentinos en este país. El foco está puesto en el Estado de Delaware, un minúsculo territorio que alberga el principal territorio offshore, hacia donde se dirige el grueso de la fuga de capitales y cuentas no declaradas de empresas y personas argentinas.

En el Gobierno estiman que solo allí radica una base imponible sin declarar de más de 100 mil millones de dólares. El objetivo es cobrar el impuesto a los Bienes Personales a ese dinero que no tributa en el país y Ganancias sobre los intereses que genera. Fuentes oficiales reconocieron a este medio que no sólo se trata de activos o cuentas creadas durante el macrismo, donde la salida de divisas fue exponencial, sino de dinero que se encuentra oculto en jurisdicciones offshore que tienen larga data.

Sólo durante el gobierno de Cambiemos, según estimaciones del Banco Central, la formación de activos externos de los residentes se triplicó, superando los 86.000 millones de dólares. Sin embargo, las estimaciones de dinero fuera del radar del ente recaudador ascendería a 290.000 millones de dólares. 

En 2014 y ante la necesidad de frenar la evasión fiscal implementada a través de cuentas off shore, estructuras de sociedades y otros entes, se firmó un acuerdo multilateral de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para intercambiar información automática con las administraciones tributarias de 107 países sobre las cuentas de argentinos en el exterior. En esa línea, la AFIP y su homólogo estadounidense acordaron el inicio de un proceso de colaboración para la detección de estas maniobras. Era un cambio sustancial en materia de elusión por la posibilidad de tener acceso detallado de movimientos que actualmente son difíciles de judicializar.

Años después, el 23 de diciembre de 2016, se rubricó un entendimiento entre la AFIP y la IRS. Sin embargo, su ejecución reconoce diferentes etapas, cuya primera tiene vigencia efectiva desde 2018. La misma apunta a la individualización del contribuyente, el período fiscal del que se pide información, el lugar de donde proviene esa información y la motivación por la que se pide el intercambio. En cuanto a la continuación del intercambio automático, no hubo avances por la impericia del gobierno de Macri y el análisis del freno devela suspicacias. A través de una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) de los llamados "Pandora Papers", Argentina está tercera dentro en la lista de beneficiarios en cuentas off-shore.

Entre los nombres que aparecen mencionados están los hermanos del expresidente Macri: Gianfranco y Mariano Macri, en dos sociedades que se vieron beneficiadas por el blanqueo fiscal del 2016 durante la gestión de Cambiemos. También el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba. En los 11,9 millones de documentos con información de sociedades, Argentina aparece mencionado 57.307 veces.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►