Jugó en Boca, se destacó en un Mundial y terminó en Gran Hermano: "No me arrepiento"

Es uno de los jugadores más simbólicos de América y de la década del '90.  En esa década jugó en Boca Juniors con Diego y terminó en Gran Hermano.

19 de noviembre, 2022 | 17.11

Los jugadores de fútbol suelen trascender por lo que realizan dentro del campo de juego y su huella queda relacionada a los clubes en los que se destacaron. Sin embargo, hay otros que, además de brillar como futbolistas, también suman notoriedad por los flashes televisivos y la fama de la farándula, como el protagonista de esta historia que también brilló en un Mundial.

Luis Arturo Hernández Carreón puede sonar a priori como un nombre más en nuestro país, sin trascendencia, pero cuando se le suma el apodo "Pájaro", creado por su apariencia a Claudio Caniggia y que lo hizo reconocido en Argentina, su recuerdo toma más fuerza. Es que el "Pájaro" Hernández, un mexicano distinguido por su larga melena rubia y su velocidad dentro del césped, tuvo un paso por nuestro país con el guiño de Diego Maradona, fue goleador de su país en el Mundial de Francia 1998 y participó de Gran Hermano.

La experiencia del "Pájaro" Hernández en Boca Juniors

El jugador arribó a Argentina a mediados de 1997 desde el América y luego de tener una brillante actuación en la Copa América, donde terminó como goleador con seis tantos. Sin embargo, su llegada al "Xeneize" tendría una complicación por el cupo de extranjeros: en el plantel conducido por Héctor Veira, ya estaban los colombianos Óscar Córdoba y Jorge Bermudes y el peruano Nolberto solano, por lo que un jugador extracomunitario más no podría jugar en el torneo local. Así fue que el "Pájaro" solo disputó tres partidos por la Supercopa de aquel año, en los que marcó un gol en la caìda frente a Colo Colo de Chile. 

Aquel plantel tenía jugadores de la talla de Juan Román Riquelme, Guillermo Barros Schelotto, Martín Palermo, Diego Latorre, Claudio Caniggia y nada más ni nada menos que Maradona, quien tuvo mucho que ver en su llegada. "Tuve el consentimiento suyo para llegar, pero también fui por mis propias credenciales derivadas de la Copa América 1997. Obviamente llegar a un club donde estaba el mejor del mundo fue un gran deleite, maravilloso",  había comentado Hernández en diálogo con 90min.com en 2020

Más allá de su corta estadía en el "Xeneize", el jugador que marcó cuatro goles en la Copa del Mundo de Francia 1998 y disputó Corea-Japón 2002, mantiene un gran recuerdo de aquella experiencia. "Mi decisión de irme a Argentina fue muy buena, no me arrepiento, al contrario. Estar en Boca fue una de las experiencias más bonitas de mi carrera. Me hice hincha de Boca y nunca me voy a arrepentir de haber tomado esa decisión", había confesado en la misma entrevista.

Gran Hermano, la escapatoria del fútbol de Hernández

Luego de su breve experiencia en Boca Juniors, el "Pájaro" continuó su carrera en México y en Estados Unidos, donde llegó a destacarse en los Los Ángeles Galaxy durante dos temporadas. Tras 15 años como profesional, con 144 goles marcados en 450 partidos, el delantero decidió retirarse 2005 de la actividad profesional y emprender nuevos rumbos. 

A los pocos meses de haber anunciado su alejamiento de las canchas profesionales, al "Pájaro" le llegó la posibilidad de continuar con su popularidad, pero ya no con el deporte sino con Gran Hermano, el famoso reality show con trascendencia mundial. Aceptó el ofrecimiento de ingresar a la versión "Vip" del país mexicano y tuvo una destacada participación: terminó en segundo lugar, por detrás de la cantante Sasha Sokol. Tras aquella experiencia, el "Pájaro" Hernádez se dedicó a hacer comentarista de televisión de fútbol, tarea que lleva en la actualidad. 

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►