Se conoció la terrible lesión del jugador de Claypole por la brutal patada de Capaldo

El delantero sufrió una violenta patada del joven jugador de Boca y recibió la peor noticia para su carrera.

08 de marzo, 2021 | 19.24

Lucas Carballo, delantero de Claypole, se volvió un futbolista conocido de una triste manera. El jugador recibió una brutal patada de Nicolás Capaldo en el duelo de Copa Argentina entre Boca Juniors y el "Tambero" y ahora se dio a conocer la dura lesión que le provocó.

Apenas cinco días después del cruce que casi saca a Boca de la Copa Argentina, el atacante del elenco de la Primera C confirmó la peor noticia: la patada le causó una rotura de ligamento cruzado anterior y de menisco exterior. Su recuperación le demandará al menos seis meses, un tiempo largo para un futbolista y aún más complejo para un jugador del ascenso profundo.

La noticia la dio a conocer el propio Carballo a través de su cuenta de Instagram, donde realizó un posteo contando los destalles. Los resultados de la resonancia magnética que se realizó luego de la derrota de su equipo fueron los peores. “Quiero informar que es oficial, tengo rotura de ligamento cruzado anterior y menisco exterior roto“, apuntó.

En esa línea, el futbolista también tuvo palabras de agradecimiento para su familia, amigos y los hinchas de Claypole. “Primeramente quiero agradecer a mi familia, la gente más cercana por acompañarme en el momento más difícil de mi vida. A la gente de Claypole, a todo el pueblo tambero por hacerme sentir el cariño y darme las fuerzas necesarias para seguir en pie”, aseguró.

Pese al duro golpe, Carballo se mostró optimista de cara al futuro: “Me sobran palabras de agradecimiento a todos los que me mandaron. ¡Voy a volver más fuerte que nunca! Dios tiene el control de todo y todo pasa por algo … Mi cabeza está fuerte y voy a volver mejor que nunca. Gracias al cuerpo técnico por acompañarme y el plantel por darme todo su apoyo”.

El lamento de Carballo tras el partido con Boca

Tras la ajustada derrota de Claypole ante Boca, el delantero mostró toda su desazón por la situación que le tocó vivir.  “Era el partido de mi vida, pero en el momento me di cuenta que no podía seguir", afirmó en primera instancia.

"Sé que éste es un paso y habrá más partidos, es cuestión de caer y levantarse. Capaz que mucha gente lo saca de contexto, somos jugadores y no creo que haya malas intenciones entre colegas", resaltó. Vale recordar que Capaldo no tardó en pedirle disculpas y también le regaló su camiseta, un pequeño gesto ante tamaña lesión.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►