Euro 2021: Christian Eriksen tendrá un desfibrilador implantado tras su paro cardíaco

El jugador sufrió un ataque cardíaco en pleno partido y tuvo que se reanimado en el campo de juego.

17 de junio, 2021 | 08.46

El futbolista danés Christian Eriksen llevará un desfibrilador implantado en su pecho para evitar que pueda sufrir otro paro cardíaco como le sucedió el último sábado en el marco del partido entre Dinamarca y Finlandia por la Eurocopa. La información fue confirmada este jueves por la Federación Danesa de Fútbol (DFU).

El jugador danés de 29 años y campeón de la Serie A de Italia con el Inter, deberá portar un pequeño dispositivo que trata a personas con ritmos cardíacos peligrosamente anormales y envía pulsos eléctricos para regular los latidos, especialmente aquellos que podrían ser peligrosos y causar un paro cardíaco, consignó la agencia de noticias DPA.

"Después de que Eriksen fuera sometido a diferentes exámenes cardíacos, se tomó la decisión de que porte un desfibrilador cardioversor implantable. Este aparato es necesario tras un ataque al corazón debido a las alteraciones del ritmo cardíaco", señaló la Federación Danesa en un comunicado.

El plantel de Dinamarca rodeó a Eriksen para que la TV no tomara imágenes de su compañero desvanecido. Crédito: Reuters.


El organismo confirmó que el futbolista "aceptó la decisión" tras haber conversado con los médicos que le recomendaron el tratamiento. El jugador del Inter permanece internado en el Rigshospitalet de Copenhague donde fue ingresado el último sábado luego de haber sufrido el episodio cardíaco durante el partido que Dinamarca jugó con Finlandia.

En el partido del sábado, en el minuto 41 del primer tiempo, Eriksen se desplomó solo en el césped del Parken de Copenhague y debió ser reanimado por los médicos con un masaje cardíaco. El encuentro, que era el debut en la Euro 2020 para ambos equipos, se suspendió, aunque horas más tarde se retomó con el futbolista danés ya en el hospital.

Críticas a la UEFA

Tras el episodio del jugador danés, el presidente de la Federación Danesa de Fútbol, Jesper Moller, le pidió a la UEFA un cambio de las reglas sobre la reprogramación de los partidos después de que Dinamarca tuviera que reanudar el juego ante Finlandia unas horas más tarde del episodio que había sufrido su jugador.

"Fue una mala decisión y completamente inaceptable que los jugadores debieran ir al terreno de juego poco tiempo después de esta horrible experiencia. No tendrían que haber puesto a los jugadores y entrenadores en esa situación porque esa no debería ser su decisión", cuestionó Moller en un comunicado de la Federación de Dinamarca.

La UEFA se defendió del ataque y replicó que trataron "el caso con el mayor respeto con respecto a la sensible situación y a los jugadores, y ofreció a los futbolistas terminar el partido el sábado o continuarlo el domingo a mediodía", según la agencia de noticias AFP, aunque negó haber amenazado con una derrota por incomparecencia en caso de que los futbolistas no quisieran jugar.

"Debemos contemplar una modificación de las reglas para no vernos nunca más en la misma situación", reclamó Moller, presidente de la Federación Danesa. El partido en Copenhague se reanudó con el resultado 0-0 y finalmente Finlandia le ganó 1-0 a Dinamarca.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►