El Pulga Rodríguez reveló el sufrimiento de su familia por el apriete de barras

El jugador, que firmó contrato con Central Córdoba de Santiago del Estero, no se olvida del tarumático momento que vivió en Santa Fe.

25 de enero, 2023 | 20.53

Luis Miguel Rodríguez reveló este jueves el difícil momento que vivió su familia luego de que los barras de Colón de Santa Fe hayan amenazado a los jugadores en el predio donde entranaban. El futbolista de 38 años rescindió su contrato con el "Sabalero" y arribó a Central Córdoba de Santiago del Estero. 

La salida del "Pulga" de Colón fue traumática. Más allá de haberse coronado campeón de la Liga Profesional 2021, Colón no tuvo un buen 2022 y cerca de 30 barrabravas habían ido a "apretar" al plantel en septiembre pasado al predio 4 de junio, en el que hasta dirigentes del club estuvieron involucrados. Dicha situación fue determinante para Rodríguez y, en ese momento, decidió que no jugaría más en el equipo santafesino por la peligrosidad de los hechos. Sin embargo, pasados algunos meses de aquel acto cobarde, el exjugador de Atlético de Tucumán confesó lo que le tocó vivir a sus familiares a raíz de las amenazas. 

La revelación de Luis "Pulga" Rodríguez sobre el sufrimiento de su familia

En diálogo con el programa Un Buen Momento de Radio la Red, Rodríguez manifestó el calvario que pasaron sus familiares tas los aprietes de los violentos "hinchas" de Colón: "Cuando la barra nos apretó agarré a mi familia y dije ´nos vamos´. Con mi familia no se mete nadie y, después de eso, mi familia no podía salir a la calle, ni salir a jugar ni ir al cine".

El desagradable momento que vivieron los jugadores del "Sabalero", Rodríguez no lo minimiza y lo definió con contundencia: "¿Que vamos a esperar? ¿Que un día un barra cumpla con las amenazas? Un día nos van a matar un familiar y van a decir ´ya pasó´.

Para finalizar, el exjugador de Gimnasia y Esgrima La Plata reconoció que, ante este tipo de hechos que no son aislados, los futbolistas no tienen ningún tipo de protección y corren peligro a diario. "Los jugadores nos sentimos solos. No nos acompañó nadie. Hasta la fiscalía entregó las declaraciones", comentó el "Pulga", que firmó su vínculo con Central Córdoba por una temporada y buscará dejarlo en Primera División. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►