El arquero Nicolás Fernández denunció que recibió insultos homofóbicos de un rival

El arquero es el único futbolista de Argentina en contar públicamente que es homosexual. Por primera vez en su carrera, un colega lo agravió con su orientación sexual. La AFA evalúa el proceder.

05 de septiembre, 2022 | 23.26

En medio del debate sobre los discursos de odio que se generaron en varios ámbitos, el arquero Nicolás Fernández vivió un desagradable momento en una cancha de fútbol. El primer futbolista hombre argentino en revelar que es homosexual denunció que, por primera vez, un colega lo atacó sistemáticamente con insultos homofóbicos durante el partido.  La situación ocurrió en un partido de la Liga de Trenque Lauquen que depende del Consejo Federal. Su equipo, Huracán de Pellegrini, enfrentó a  Argentino de Trenque Lauquen y, en la tarde del sábado, sufrió uno de los momentos más aberrantes que le tocó vivir dentro de una cancha de fútbol.

El arquero, que el domingo publicó un mensaje en redes sociales, envió una carta a la Liga de Trenque Lauquen con el fin de denunciar lo ocurrido. En medio del partido, uno de los delanteros rivales se acercó constantemente al área y, por lo bajo, le decía cosas. En cada cruce que había entre el arquero y el atacante, el jugador de "Argentino" le murmuraba un comentario sobre su orientación sexual. Los comentarios, según se supo después, eran en voz baja, alejado del árbitro para, cobardemente además, tratar de alejarse de una sanción del árbitro. En charla con El Destape, Nicolás contó que "el folclore" lo puede "tolerar hasta cierto punto porque si no tendría que estar peleándome siempre", sin embargo también contó que fue la primera vez que "un colega me lo dice así, de forma sistemática". 

El hecho no solo quedó en un insulto. El árbitro, en uno de los tantos cruces, finalmente escuchó lo que dijo el delantero. La decisión principal fue expulsarlo del campo de juego, pero en ese momento explotó una llamativa situación que se repitió con el correr de los minutos. Según reveló Nicolás, otro dolor ocurrió al ver la reacción de los compañeros del agresor. Los colegas se fueron encima del árbitro a reclamar por la expulsión, nadie se dedicó -aunque sea- un minuto para comprender lo que había ocurrido.  "De parte del club, nadie se comunicó conmigo. Yo creo que todos los jugadores, ahora que lo analizo, avalaron la decisión del que me insultaba", sostuvo en charla a este medio y añadió: "También lo peor pasó después, cuando lo echaron empezaron a cantar canciones homofóbicas y ahí había hinchas, pero también miembros de la Comisión de ese club". 

En otras entrevistas, Nicolás contó lo que le tocó vivir dentro del fútbol y cómo ha sido la decisión de contar que es homosexual en un ambiente tan machista. Después de esta situación, el arquero no se quedó solo con la maldad de su rival de turno, sino que también apuntó a lo que le tocó transcurrir.  "Siempre hubo tanta gente que me apoyó que, bueno, esto es otra cosa. Incluso de la Liga de Trenque Lauquen sentí un gran apoyo, ahora hay que ver lo que dice el árbitro en su informe", añadió en esta charla. Por otro lado, según pudo saber este medio, la Asociación de Fútbol Argentino, a través de la Grerenta de Equidad y Género de la AFA, se puso a disposición del arquero ante esta denuncia. 

La carta de Nicolás a la Liga Trenquelauquense de Fútbol:

Me dirijo a ustedes en mi carácter de jugador de fútbol de Huracán de Pellegrini. En el día de hoy representé al club Huracán en el partido por la novena fecha de la Liga Trenquelauquense de Fútbol, en el cual enfrentamos al Foot ball Club Argentino de Trenque Lauquen.

Elevo la presente nota con el fin de poner en su conocimiento el hecho discriminatorio que sufrí durante el desarrollo del partido. Durante casi los 90 minutos viví una situación de constante hostigamiento por parte de uno de los jugadores del equipo rival. En reiteradas oportunidades recibí insultos y agravios homofóbicos que hacían referencia a mi orientación sexual, la cual es de público conocimiento. El árbitro percibió lo sucedido y expulsó al jugador.

Ahora bien, situaciones como esta atentan no solo contra la posibilidad de ejercer de manera igualitaria mi derecho a hacer deporte y disfrutar de la competencia en las mismas condiciones que los demás, sino que crean ámbitos poco respetuosos de la diversidad, lo que impacta negativamente en todos los jugadores, cuerpos técnicos, simpatizantes y público en general.

La discriminación debe ser combatida y erradicada, tanto en el fútbol como en toda otra disciplina. Solicito a la Liga Trenquelauquense que, en virtud de lo ocurrido, evalúe la situación y sancione de manera ejemplar este hecho como forma de transmitir que ya no hay lugar para este tipo de comportamientos y contribuir con la construcción de un deporte libre de discriminación.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►