Triunfazo de Boca ante Inter pensando en los cuartos y homenaje de Carlos Tevez a Diego Maradona

El Xeneize consiguió un buen resultado en Porto Alegre y dio el primer paso rumbo a la próxima fase de la Copa.

02 de diciembre, 2020 | 23.43

En su visita a Porto Alegre, luego de la suspensión a causa del fallecimiento de Diego Armando Maradona, Boca consiguió una gran victoria por la ida de los octavos de final por Copa Libertadores. Con gol de Carlos Tevez, por la mínima, se quedó con el triunfo y tendrá que definir la serie en la Bombonera, el próximo miércoles, desde las 21.30 hs.

Al principio, tras un fuerte diluvio en el estadio Beira-Río, se complicó el encuentro para el Xeneize. Al equipo de Miguel Ángel Russo le costó acomodarse y sufrió fuertes ataques del local que intentó ponerse arriba en el marcador. Pasados los primeros minutos, el nivel general mejoró y dominó la mayor parte del encuentro. Edwin Cardona fue la gran figura del equipo, comandando todos los ataques y mostrando toda su calidad en la mitad de la cancha.

Eduardo Salvio y Sebastián Villa intentaron utilizar su velocidad para habilitar al capitán y dejarlo frente al arco pero, con bajos rendimientos, no lograron hacer su trabajo de la mejor manera. El colombiano, que lleva varios partidos con flojo nivel, no logró terminar bien ninguna de las jugadas que inició a pesar de generar peligro y desequilibrar mucho en los últimos metros. De todas formas, a los 63', llegó el grito de gol: tras una buena acción de "Toto", a pura gambeta, habilitó a Tevez que giró y convirtió el 1-0 final.

 

Si bien no había jugado ni participado del homenaje para El Diez, el "Apache" aprovechó la ocasión para dedicárselo al recientemente fallecido astro argentino. Corrió hacia el banderín de córner, se sacó la camiseta y dejó ver la casaca de Maradona, con la que fue campeón del Torneo Metropolitano 1981.

Tras el partido, contó: "Es un pequeño homenaje a Diego, con una camiseta que él me regaló. Seguramente nos esté mirando de arriba, era importante darle una alegría. Fue duro, pudimos sacar adelante los dos partidos. Una semana dura, el equipo hizo frente en el campeonato, hay que felicitar a los chicos. No es un momento agradable porque perdimos a un gran ídolo y un gran mito... No era fácil entrar a jugar".

 

De esta manera, el Xeneize se ilusiona con conseguir el pase a los cuartos de final del certamen más importante de América y la máxima obsesión. El próximo miércoles intentará pisar fuerte en La Boca y quedar entre los ocho mejores de esta edición por tercera vez consecutiva. Del otro lado, tras el triunfazo ante Flamengo, espera Racing Club. ¿Habrá duelo de argentinos?

La dedicatoria a Diego:

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►