Insólito: un árbitro en la Copa África terminó el partidos dos veces antes de tiempo

En el encuentro entre Mali y Túnez el juez pitó el final a los 85 y 89 minutos.

12 de enero, 2022 | 19.29

En el partido de hoy que Mali le ganó 1 a 0 Túnez por la Copa de África se vivió un hecho increíble: el árbitro zambiano Janny Sikazwe finalizó el partido a los 85 minutos y luego del error lo volvió a terminar a los 89.

Ya en zona de vestuarios, el juez del encuentro correspondiente al grupo F se dio cuenta de la falla y quiso reanudar el cotejo para jugar el tiempo restante pero Túnez se negó a volver al campo. "Su decisión es inexplicable. Hace casi 30 años que estoy en el fútbol y nunca vi una situación así", afirmó el seleccionador de Túnez, Mondher Kebaier.

Cuando iban 80 minutos de partido, Sikazwe confundió el 8 con un 9 y se dirigió al cuarto árbitro para decirle que agregaba cinco minutos más. Por eso, a los 85 determinó el final del partido, a falta de cinco para que termine el tiempo reglamentario. El cuerpo técnico tunecino le hizo ver al juez el error que acababa de cometer. Del lado de Mali no encadenaron ninguna protesta ya que se veían beneficiados por el final del encuentro que ganaban por 1 a 0 por un gol de penal de Ibrahima Kone, a los 3 minutos del segundo tiempo.

Tras el primer error se volvió a jugar el partido en el estadio de Limbé, en Camerún. Pero el juego duró menos de cinco minutos porque Sikazwe volvió a pitar el final a falta de segundos para llegar a los 90. El árbitro no adicionó nada por más que se habían producido cinco ventanas de cambios, una atención médica y un chequeo de VAR para cobrar el penal del único gol del partido. Mientras los jugadores de Mali se saludaban festejando el triunfo, los de Túnez rodearon al zambiano señalándole el reloj para hacerle entender que se había equivocado de nuevo.

Cuarenta minutos después del papelón, cuando estaban por empezar las conferencias de prensa post partido, Janny se dio cuenta que faltaban por jugarse 20 segundos y los descuentos. Entonces le pidió a los futbolistas que volvieran a la cancha. Los de Mali regresaron al campo de juego pero los de Túnez se quedaron en el vestuario. Por esta acción, al conjunto tunecino le podrían dar el partido por perdido por 3-0 y hasta los podrían expulsar del torneo.

Sikazwe es internacional de FIFA desde 2010, está dirigiendo su quinta Copa África y participó del Mundial de Rusia 2018. Su carrera sumó una nueva mancha ya que hace cuatro años fue acusado de corrupción por un partido lleno de errores arbitrales contra Esperance de Túnez. Finalmente fue absuelto por la Comisión de Disciplina de la Confederación Africana de Fútbol (CAF) y siguió dirigiendo normalmente en distintas competencias.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►