El COI está entrando en "aguas peligrosas" con videollamada a Peng: AI

22 de noviembre, 2021 | 12.06

El Comité Olímpico Internacional (COI) ha entrado en aguas peligrosas al participar en una llamada con Peng Shuai que estaba destinada a brindar garantías sobre la seguridad de la jugadora china, dijo el lunes el grupo de derechos humanos Amnistía Internacional.

Peng, ex número uno del mundo de dobles, mantuvo una videollamada el domingo con el presidente del COI, Thomas Bach, y le dijo que estaba a salvo y bien después de que los gobiernos occidentales y la comunidad mundial del tenis expresaron una creciente preocupación por su bienestar.

La deportista de 35 años no había sido vista durante casi tres semanas, desde que alegó en las redes sociales que el ex viceprimer ministro Zhang Gaoli la había agredido sexualmente.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

"El COI está entrando en aguas peligrosas. Deberían tener mucho cuidado de no participar en ningún encubrimiento de posibles violaciones de derechos humanos", dijo Alkan Akad, investigador de Amnistía China.

"En el pasado hemos visto varios casos similares en los que las personas no tenían más opción que decir lo que se les había dicho", señaló.

Akad sostuvo que la videollamada fue apenas convincente e hizo poco para aliviar los temores sobre el bienestar de la jugadora, haciéndose eco de la preocupación expresada el lunes por la Asociación de Tenis Femenino (WTA).

"El gobierno chino tiene un historial -especialmente los medios de comunicación estatales- de fabricar declaraciones o hacer que la gente dé testimonios forzados y, a veces, televisados poco después de la desaparición de personas", afirmó Akad.

Asimismo, pidió al gobierno chino que investigue las denuncias de abuso sexual y se asegure de que las sobrevivientes tengan una plataforma para expresarse de forma libre y sin consecuencias adversas.

(Escrito por Dhruv Munjal en Bengaluru; editado en español por Carlos Serrano)

LA FERIA DE EL DESTAPE ►