Los conflictos políticos en la renovación del contrato de Carlos Tevez con Boca

Desde la mesa chica del 'Xeneize' atribuyen inconvenientes "macristas" en un asunto que nada tiene que ver con la gloria futbolística del jugador.

25 de junio, 2020 | 13.07

La renovación del contrato de Carlos Tevez no es una cuestión de "cinco minutos", tal y cómo él manifestó tiempo atrás. Tampoco alcanza con la buena voluntad de la dirigencia 'xeneize', encabezada por Jorge Amor Ameal, Mario Pergolini y Juan Román Riquelme. Nada tienen que ver los rumores que vinculan un alejamiento entre el ídolo del plantel y la leyenda que es el vicepresidente 2º.

Evasión en Argentina: Los ricos fuera de borda

Es obvio que los imponderables económicos siempre están encima de la mesa. "Usted sabe cómo son los temas de contratos, es un ida y vuelta", manifiestan desde la mesa chica de la institución azul y oro tras una consulta de El Destape. Y claro que es así: Tevez pasó de olvidado a una carta fundamental que le ganó la Superliga 2019/20 a un River que parecía invencible. Obtuvo el trofeo en un sprint final memorable y con goles clave que el 'Apache' se encargó de firmar.

Es cierto que las palabras del 'Patrón' Bermúdez calaron hondo dentro del recinto de Brandsen 805. "Cuando llegamos, Tevez era un ex jugador de fútbol", sentenció el ex defensor, socio de Riquelme en el Consejo de Fútbol. Esto es tan verídico como que dentro de la misma CD hay cierto malestar por el sincericidio del colombiano. "No debería haberlo dicho, pero es lo que piensa la mayoría", sostienen. E, implícitamente, el mensaje subliminal no es otro que el siguiente: a Tevez lo "resucitó" esta dirigencia, y si bien le ofrecen una propuesta realmente buena para el fútbol argentino, hay coyunturas difíciles de abordar dentro de la economía general del país.

A la espera están de que 'Carlitos' responda un ofrecimiento que (al parecer) no satisface del todo al 'Apache'. De haberlo hecho, esta situación efectivamente se habría resuelto en cuestión de segundos. Sin embargo, hay más que eso: su agente. Adrián Ruocco, mano derecha del futbolista y quien maneja su destino futbolístico, estaría siendo una traba importante para sellar la continuidad del ídolo por una temporada más.

"No se olvide que su representante es macrista", afirman, y relacionan directamente a este actor con la dirigencia que se marchó en el año 2019 y que tuvo como presidente a Daniel Angelici. No hay una novela terminante entre Tevez y Boca, sí es verdad que hay intereses de por medio pero los mismos exceden lo futbolístico. Habrá que esperar la decisión del deportista y ver si el amor por los colores pesa más que cualquier imponderable fuera de la línea de cal.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►