"Es de cobarde": Diego Latorre reveló las internas del "cabaret" en Boca

Explosiva revelación al aire de ESPN. Durante la noche del lunes, Diego Latorre fue interrogado por Alejandro Fantino y develó las internas que sacudieron al plantel que integró en 1997.

04 de febrero, 2021 | 14.40

Esta pelea data de varios años atrás. Corría 1998 cuando hubo una fuerte interna en el vestuario de Boca que luego fue filtrada a la prensa. Aturdido por los periodistas y sin comprender la situación por la que le tocó atravesar, Diego Latorre soltó una frase que quedó inmortalizada ante los micrófonos, cámaras y memoria del pueblo futbolero. "Boca es un cabaret", lanzó "Gambeta". Ahora bien, ¿qué fue lo que ocurrió?

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

Al aire de ESPN, Alejandro Fantino le consultó a su compañero y actual comentarista de fútbol sobre aquel acalorado episodio: "¿Lo del cabaret fue tras una pelea entre Gustavo Barros Schelotto y el Bambino Veira?". Sin titubear, Latorre aseguró que "eso fue en Mar del Plata en un Boca-Racing" y que algunos compañeros debieron intermediar para que el "Mellizo" y el experimentado DT no pasaran a un plano más escandaloso.

"Córdoba y Bermúdez tuvieron que separarlos porque el Bambino lo fue a buscar al vestuario. Estuvieron a punto de agarrarse a trompadas. No voy a revelar nada que no se sepa, porque es de cobarde contar algo veinte años después", sentenció Diego Latorre. Acto seguido, el marido de Yanina explicó los motivos por los que eligió la palabra "cabaret" para graficar la situación que estaba viviendo.

De forma contundente, Latorre sentenció: "Me subo al auto, no iba a hablar con la prensa. En realidad quise decir puterío, pero me saló cabaret. No encontraba la palabra. Me enteré tres años después quién había sido el jugador que habló con el periodista. Tenía información secreta. No es que escuchaban los periodistas lo que pasaba con un vaso pegado a la pared del vestuario...".

Feroz interna entre Riquelme y Miguel Ángel Russo: "No le queda mucho"

La eliminación de Boca Juniors en la Copa Libertadores, a manos de Santos, fue un antes y un después en el plantel. Según el propio Carlos Tevez, los jugadores no podían mirarse a la cara luego de perder 3-0 en Brasil y dejar pasar la oportunidad de llegar a una nueva final internacional. Sin embargo, este cambio de paradigma también afectó a Miguel Ángel Russo.

Según informó Olé, el entrenador "xeneize" quedó en la cuerda floja tras la bochornosa eliminación en el certamen homologado por Conmebol y Juan Román Riquelme se habría desencantado de las cualidades por las cuales lo eligió como el sucesor de Gustavo Alfaro a comienzos de 2020. "No le queda mucho", manifestaron, aludiendo al DT, desde el entorno cercano al vicepresidente 2º y máximo ídolo de la institución azul y oro.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►