Agustín "Soy Rada" Aristarán: "Cuanto más famoso sos, más solo estás"

El comediante, mago, actor y músico Agustín "Soy Rada" Aristarán estrena Serendipia, su segundo especial de comedia para Netflix, grabado en pandemia y sin público. 

27 de mayo, 2021 | 12.23

El comediante, mago, actor y músico Agustín "Soy Rada" Aristarán, que este jueves estrenará Serendipia, el especial que filmó para su segunda colaboración con la platafoma de streaming Netflix en el que repasa momentos inadvertidamente claves y casi azarosos de su vida que lo llevaron a convertirse en quien es actualmente. En diálogo con El Destape, adelanta el espectáculo, sus ganas de incorporar un registro dramático a su carrera artística y su relación con la fama.

- ¿Cómo es la experiencia de grabar un unipersonal sin público?

Muy incómoda, pero también muy linda. En el especial anterior de Netflix había grabado una toma del show sin público y pensé 'a la mierda,es raro grabar esto'. En este contexto de pandemia, hacer Serendipia por streaming es una forma de emparchar algo que faltaproducto del coronavirus: la actividad cultural escénica. Nada se compara a las risas del público en una sala llena.

- Uno de los ejes que abordás en Serendipia gira en torno a los padres y, puntualmente, a tu paternidad. ¿Te costó afrontar que ibas a tener un hijo o fue algo que deseabas?

Era muy joven cuando me enteré que iba a ser papá y me costó asumirlo. Me cambió las reglas del juego: sentí cagazo, incertidumbre, no sabía qué hacer. Tengo a los mejores papás del mundo que me apoyaron y estuvieron conmigo en el hermoso proceso que trajo a mi hija Bianca. 

- En una entrevista de 2018 declaraste que 'no te sentís bien famoso ni influencer'. ¿Esto cambió?, ¿qué opinión te merece la fama?

La fama es un cuento, está sobrevaluada. Sigo sin sentirme famoso. Sé que soy conocido, pero no comprendo el mundo de la gente famosa. No lo curto, no tengo amigos de la fama. Con el tema de la palabra influencer, me cuesta identificarme como uno, aunque tal vez debería dejarme de joder, ya que para alguna persona puedo llegar a ser una influencia. Hoy las redes sociales sostienen mi vida profesional, pero mi camino artístico es totalmente diferente. Para mí, las redes son pantalla y publicidad, nada más. Siento que muchas personas buscan llegar a la fama, pero la verdad es que es una mierda. Cuanto más famoso sos, más solo estás.

- Contraproducente.

Tenés un par de años de gracia, sí. Después,terminás degradándote.

- Igual, pienso que ver tu foto en una marquesina de teatro de la Avenida Corrientes debe levantarte el ego

Me encanta. Todo eso es maravilloso. Voy al peaje y no me cobran, en la farmacía me hacen descuentos, no compro ropa desde hace cinco años. No reniego de eso. Hablo puntualmente del gen famoso. Creerse que estás por arriba de cualquier otro.

- ¿Te gusta ver tu trabajo?, ¿sos crítico con vos mismo?

Veo todo y continuamente estoy viendo errores o cosas que podría haber mejorado o cambiado. Otras veces me río mucho con los chistes de algún show. La verdad es que me siento muy orgulloso de las cosas que fui haciendo a lo largo de toda mi carrera artística. No tengo un mambo desde ese lado. Sí me cuesta verme como actor, en un rol de película o serie. No me gusta lo que veo, es extraño.

- En tus inicios arrancaste trabajando con Jorge Guinzburg, ¿qué te llevás de esa experiencia?

Fue hermosísima. Cuando me vine a Buenos Aires desde Bahía Blanca, mi ciudad natal, a pelearla y empezar a laburar en eventos, Milton Amadeo -amigo y ex Mambrú, que en ese momento salía con Virginia Da Cunha, ex Bandana- me comentó que a Virginia le gustaba mucho mi trabajo y que estaba por salir a hacer temporada en Carlos Paz, en una comedia musical producida por Jorge Guinzburg, en la que estaban buscando elenco. A partir de ahí empecé a laburar con él.Después estuve en Mañanas Informales. Guinzburg era increíble; terminé muy unido a su familia y a Malena, su hija, quien actualmente trabaja con mi novia.

- ¿Tenés ganas de hacer drama?

Sí, me encantaría sumar roles dramáticos. Estoy en la búsqueda de tener un registro completamente diferente a lo que hice siempre.

- ¿No te llegó ninguna propuesta?

En un tiempo voy a poder contarte en lo que estoy metido. Estoy entusiasmado. Hay un contrato que imposibilita contar de qué se trata este nuevo proyecto. Solo puedo decir que es algo grande, lindo, hermoso y está fuera del registro humorístico.

- Otro de los proyectos en los que estuviste trabajando es la Radahouse, tu ciclo entrevistas desde tu casa, ¿seguís algún criterio a la hora de elegir a las figuras invitadas?

Me encanta que un entrevistador me rotule así, pero a mí me queda grande ese título. A mí me gusta charlar, de ahí sale Radahouse. Para ser sincero, no hago archivo previo, no armo un esquema de preguntas, solo charlo con el/la otrx porque siento que las mejores conversaciones salen de situaciones informales. Estamos grabando la cuarta temporada en este momento. No grabamos todavía a los entrevistados, tengo a algunos confirmados. Va a haber un basquetbolista argentino que la está rompiendo ahora. Le dicen "Facu".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►