Salma Hayek confesó que estuvo a punto de morir por COVID-19

La actriz mexicana Salma Hayek pasó la mayor parte del año pasado recuperándose de un cuadro casi fatal de coronavirus, un hecho que decidió mantener en silencio hasta ahora.

20 de mayo, 2021 | 22.33

La actriz mexicana Salma Hayek pasó la mayor parte del año pasado recuperándose de un cuadro casi fatal de coronavirus, un hecho que decidió mantener en silencio hasta ahora, que lo reveló en el último número de la versión virtual de la revista estadounidense Variety.

Sucedió a partir de una noche, mientras rodaba una secuencia en un bosque británico de Eternals, dirigida por la ganadora del Oscar Chloé Chao, quien informó al elenco que podían regresar a sus trailers mientras se resolvían “algunos problemas técnicos” y no estaba claro cuándo las cámaras comenzarían a grabar de nuevo. Durante una entrevista a través de Zoom, Hayek reveló que debió luchar contra el virus en los primeros días de la pandemia: “Mi médico me suplicó que fuera al hospital porque estaba muy mal -expresó la actriz, de 54 años, desde la mansión de Londres que comparte con su esposo y su hija de 13 años, Valentina-. “Dije ’no gracias’. Prefiero morir en casa”.

Salma pasó siete semanas aislada en una habitación de su hogar, donde en un momento tuvieron que ponerle oxígeno. Hasta el momento no ha recuperado completamente la energía que alguna vez tuvo, aclaró la publicación. Sin embargo, regresó al trabajo en abril pasado para rodar House of Gucci, de Ridley Scott, en la que interpreta a una clarividente que fue condenada por ayudar a Patrizia Reggiani (Lady Gaga) a orquestar el asesinato en 1995 de su exmarido Maurizio Gucci (Adam Driver) , heredero del imperio de la moda Gucci.

Salma regresará a la pantalla grande en junio, protagonizando junto a Ryan Reynolds y Samuel L. Jackson la comedia de acción de Patrick Hughes Duro de cuidar 2, una secuela del filme de 2017. Su personaje apareció en pantalla durante solo dos minutos en la primera película, pero el director Hughes dijo a Variety que su papel se expandió significativamente después de que todos seguían diciéndole "que querían ver y saber más sobre el personaje llamado Sonia (Hayek)”.

Lo primero que llamó la atención de Hayek en Hollywood, además de su belleza, fue la película de acción 1995 de Robert Rodríguez La balada del pistolero, junto a Antonio Banderas. A partir de entonces, la actriz, que ya era una gran estrella de telenovelas en México cuando se mudó a Los Ángeles a finales de los 80, pensó que tendría una carrera llena de acción y comedia, pero no sucedió: "Ni siquiera me dieron las audiciones, Lo intentamos muy duro. Dije que sé que puedo hacer drama, pero ¿qué pasa con las comedias románticas y las comedias de acción?", recordó.

A lo largo de su carrera, que abarca la actuación, la producción y la dirección e incluye una nominación al Oscar por su papel de Frida Kahlo en la película homónima de 2002, Hayek demostró que nunca debería haber sido descartada tan fácilmente. Su propia productora, Ventanarosa, que firmó un contrato por dos años con HBO Max en junio de 2020, tiene 15 proyectos en desarrollo, incluido A Boob's Life, una serie de televisión sobre una mujer de 40 años cuyos pechos hablan. Entre otros proyectos, Ventanarosa contempla una serie de siete capítulos sobre el destino del cadáver de Eva Perón, que estuvo desaparecido durante 19 años después de que su esposo, el presidente argentino Juan Domingo Perón, fue derrocado y perseguido por los militares argentinos.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►