Grieta de los festivales por el COVID: Cosquín sigue, mientras Jesús María 2021 ya fue cancelado

Cosquín confirmó su realización, pese a la pandemia, con protocolos. Jesús María ya anunció que no habrá festival de doma en 2021. La vacuna, en el centro de la escena. 

24 de noviembre, 2020 | 14.21

Córdoba es sinónimo de festivales. De hecho, los dos festivales de folclore más importantes del país, del que surgieron figuras míticas como Mercedes Sosa o los taquilleros Soledad Pastorutti o Abel Pintos, son el Festival Nacional de Folclore de Cosquín y el Festival Nacional de Doma y Folclore de Jesús María.

“Tenemos la infraestructura necesaria para realizar la edición 2021 del Festival de Folclore de Cosquín. Nuestra plaza Próspero Molina es un gran teatro a cielo abierto. Pero no depende de nosotros, tenemos todo listo, enviamos nuestro proyecto y nuestros protocolos de seguridad sanitaria al COE (Centro de Operaciones en Emergencia) y esperamos que esta semana nos contesten. Desde nuestra organización, estamos en condición de decir que en la segunda quincena de enero podemos disfrutar de la 61ª edición del Festival Nacional de Folclore de Cosquín, con público y distanciamiento social”, confió a El Destape, el intendente de Cosquín, Gabriel Musso, quien preside de la Comisión Organizadora del Festival.

La plaza Próspero Molina, el escenario mayor del folclore en toda la América latina tiene una capacidad de 9.700 butacas y Musso detalló que “nuestras estructuras son desmontables, así que podemos respetar el distanciamiento colocando entre 4.000 y 4.500 butacas. Ya lo hicimos, enviamos las fotos y el diseño del plan de ingreso/egreso de público al COE; nuestra plaza Próspero Molina es un gran teatro a cielo abierto; nuestro municipio tiene un área de Gestión de Riesgo y otra de Defensa Civil que diseñaron los protocolos presentados al COE; tenemos 60 años de experiencia y desde otras organizaciones de festivales nos han venido a consultar a nosotros respecto a infraestructura. Nuestro festival está armado con mucha anticipación; nuestra marca Cosquín está montada en el tríptico Cultura, Turismo y Desarrollo Social; nuestra industria sin chimeneas es el turismo; no tenemos complejos fabriles ni producción agropecuaria; vivimos del turismo y ese turismo que viene en enero y febrero le pone un pesito al mozo que atiende el restaurante, al dueño de la casa que la alquila por la temporada y a quien tiene un negocio”.  

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El intendente de Cosquín agregó que “en la primera quincena de enero vamos a realizar cinco días de homenaje al Pre-Cosquín, porque se cumplen 50 años; en la segunda quincena, entre el 23 y 31 de enero se desarrollará el Festival; en la primera quincena de febrero tendremos Cosquín Cuarteto y en la segunda quincena, Cosquín Pop, la verdad estamos muy entusiasmados y descontamos la aprobación del COE”.

Musso señaló que además del festival propiamente dicho donde actuarán, entre otros, Soledad y Jorge Rojas, ya se presentó ante el COE protocolos sobre cómo funcionarán la Feria de Artesanías y los escenarios callejeros. Mientras que en 2021 no estarán habilitados el Fogón Criollo ni la Peña Oficial para no competir con el sector gastronómico y alentar que el público se vuelque a los restaurantes: “El sector gastronómico quedó muy golpeado por la pandemia, por eso queremos que la gente vaya a comer a los restaurantes”.

En cambio, sí funcionarán las peñas particulares, pero deberán pasar la aprobación del COE y la Municipalidad para lograr su habilitación: “Tenemos un norte, generar ingresos genuinos y a la vez cuidar la salud de todas las personas que elijan Cosquín para veranear, además de nuestros propios vecinos”.

-¿La llegada de la vacuna para el Covid-19 incidirá en la realización del Festival?

-No, nosotros imaginamos y armamos el festival sin la vacuna. Toda vacuna es bienvenida, sea rusa, inglesa o de EE.UU.. Ya enviamos fotos de pre producción al COE, comenzamos las negociaciones con los artistas, productores, la TV Pública y de más actores del festival; antes de que se probaran las vacunas. Además, antes del 23 de enero no vamos a tener la vacuna para todos. Lo que apuntamos desde la Municipalidad es al trabajo social, tenemos nuestro hospitalito con 120 personas trabajando para prevenir Covid, recibimos ayudas de Japón y Taiwán, porque nos conocen por el Festival; y hacemos campañas de concientización entre la gente, el combate exitoso del Covid, más allá de la vacuna, depende de la responsabilidad social.

Sin Jesús María 2021

El otro gran festival nacional es el de Jesús María: “En un contexto de pandemia, sin vacuna no podemos realizar el Festival. Con la Comisión Organizadora estábamos evaluando la posibilidad de pasarlo de fecha, por ejemplo al mes de abril. Teníamos esa ilusión, pero analizamos que si lo hacemos en otra época del año ya no tendríamos los voluntarios y no sabemos si la gente estaría disponible para venir”, explicó Nicolás Tottis, presidente de la Comisión Organizadora del Festival Nacional de Doma y Folclore de Jesús María.

La mayoría de la gente del conglomerado Jesús María / Colonia Caroya –las dos ciudades están divididas sólo por una avenida- está de acuerdo con suspender el festival por razones sanitarias: en enero de este año hubo 200 mil personas que recorrieron el predio de la doma: “Hay un equilibrio económico entre la cantidad de ventas de entradas y la cantidad de venta publicitaria y si esas variables no se dan; podemos ir a pérdida con un riesgo altísimo no sólo financiero, sino con un alto costo en salud”, advirtió Tottis.

Además, como el festival tiene la vertiente artística y la de la doma; había que aceitar los protocolos para ambas actividades: “Varias delegaciones de jinetes de Córdoba y de distintas provincias plantearon la cuestión del riesgo sanitario, además nos dijeron que no habían tenido preparación para competir a lo largo del año”, explicó Nicolás Tottis. Y sobre los shows artísticos, la realidad era diferente: “La mayoría de los artistas estaba de acuerdo con venir; pero evaluamos todas las variables y definimos suspender la edición 2021 del Festival”.

El Cosquín Rock que organiza el empresario José Palazzo en febrero, podría realizarse en abril, siempre y cuando llegue la vacuna contra el Covid al país. Por cada jornada, este festival que ya lleva 20 ediciones y se realiza en la pequeña comuna de Santa María de Punilla, reúne 30 mil personas.

En Villa María, donde se realiza el Festival de Peñas en el mes de febrero, esperan definiciones del COE y hasta el viernes no habían diseñado la grilla de artistas: “El Festival tiene 52 años, tenemos contacto directo con los representantes y con los artistas; eso nos posibilita armar la grilla con facilidad. Evaluamos la posibilidad de posponerlo unos meses; la voluntad de hacerlo está; pero las definiciones dependen de las autoridades provinciales y del COE. El anfiteatro puede adecuarse al distanciamiento social y trabajamos en los protocolos preventivos”, señaló Gabriel Falchetto, presidente del Ente Deportes y Turismo de la Municipalidad de Villa María, ciudad ubicada a 150 kilómetros al sudeste de esta Capital.

En Alta Gracia ya se decidió suspender el Encuentro Anual de las Colectividades que se realiza en febrero de cada año: “No sería oportuno realizar esta fiesta que por sus caracteristicas convoca a muchísimas personas y pone en riesgo la situación sanitaria que se logró con el esfuerzo de todos”, advirtió el intendente Marcos Torres.

“Nuestra fiesta de las colectividades se caracteriza por grandes shows y una gran variedad de emprendimientos gastronómicos de las distintas colectividades, con intervenciones de danzas y músicas típicas, provenientes de distintos puntos del país; con gran cantidad de circulación de gente. Un evento de estas características necesita ser planificado con mucha antelación y no están dadas las condiciones sanitarias”, recalcó el intendente de Alta Gracia.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►