¿Cuándo y cómo reabren las salas de cine en Buenos Aires y CABA?

Ya hay salas funcionando en provincias como Córdoba, Chubut, Entre Ríos, Jujuy, Mendoza y Santiago del Estero, pero en Buenos Aires las autorizaciones permanecen en suspenso.

12 de enero, 2021 | 20.59

La cultura fue uno de los sectores más golpeados por la pandemia de coronavirus y desde el inicio de la cuarentena los cines apagaron los proyectores, bajaron el telón y las salas dejaron de inundarse de olor a pochoclos dulces o salados (según la preferencia del espectador/a) Pero hace pocas horas que se aprobó el protocolo para la reapertura de las salas de cine de Argentina y la esperanza del sector renace. La lenta reactivación del sector teatral bajo estrictas medidas de cuidado sanitario y la noticia de que las cadenas de cine comenzaron un proceso para volver a la actividad presencial, en varias provincias del país, alimenta una duda que tienen muchos: ¿Cuándo vuelven los cines a Buenos Aires y Ciudad?

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

Córdoba, Chubut, Entre Ríos, Jujuy, Mendoza y Santiago del Estero son las provincias en las que, el fin de semana pasado, el cine dejó de ser una actividad vedada por la pandemia y volvió al ruedo bajo un sistema de estrictos cuidados sanitarios que contempla medidas como mantener distancia social entre espectadores y butacas, bajar el aforo de personas en una sala, tomar la temperatura corporal antes de ingresar a las salas y tener el barbijo puesto durante toda la función.  Las salas de cine de Córdoba, por ejemplo, fueron reabiertas este fin de semana luego de 10 meses tras el cierre por la pandemia del coronavirus, y las autoridades provinciales destacaron el correcto cumplimiento de los protocolos sanitarios y afirmaron que si se sigue esa línea “no habrá riesgo de contagios”.

Ahora bien, ¿Qué hace falta para que las cadenas de cines vuelvan a abrir sus puertas en Buenos Aires y la Ciudad? Específicamente, que el Poder Ejecutivo Nacional dicte un decreto o que cada provincia solicite una excepción a la prohibición vigente. Con la aprobación del Protocolo para la Reapertura de Salas y Complejos Cinematográficos de la República Argentina por parte de todos los sectores de salud, cultura, sindicales y de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo solo falta que el Poder Ejecutivo Nacional dicte un nuevo decreto eliminando la prohibición vigente o que cada provincia solicite la excepción. Si esto mismo se aplicara siguiendo el modelo de las salas teatrales, no habría mayores riesgos.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Solo quedaría que las autoridades de la Provincia de Buenos Aires o el Gobierno de la Ciudad hagan el pedido correspondiente ante el Poder Ejecutivo Nacional. Así, después de 10 meses de inactividad total los cines podrían retomar su actividad con los recaudos necesarios y la obvia pérdida de dinero que se prevé dado el contexto. Desde la pata sindical, SUTEP organizó para este miércoles 13, a las 10, una marcha frente a las puertas del shopping de Abasto ante la crítica situación que atraviesan los trabajadores en particular y la actividad en general.

Algunos puntos clave del Protocolo

- Uso de barbijo obligatorio

- Las salas serán higienizadas y sanitizadas adecuadamente antes y después de cada función

-Habrá “burbujas sociales de recreación”, espacios compartidos de proximidad entre personas que concurren conjuntamente al establecimiento. No podrán ser superiores a seis personas y estarán conformadas por butacas contiguas.

- La distancia entre butacas ocupadas deberá ser de 1,5 metros a 2 metros, como mínimo. Por cada butaca ocupada o butacas ocupadas por la burbuja social deberán dejarse dos butacas fijas libres a los lados de cada burbuja. También deberán estar libres las butacas que se encuentren inmediatamente adelante e inmediatamente detrás de cada butaca ocupada.

- En cuanto a los horarios de las funciones, cada complejo y/o sala cinematográfica deberán establecer un cronograma, en función de su programación e instalaciones preexistentes, que minimice la congestión de público asistente al ingreso y egreso de las funciones.

El protocolo completo

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►