Free Britney: la batalla en las redes de un drama judicial

Luego de que la jueza se negara a suspender al padre de Britney Spears como jefe de su patrimonio circularon noticias falsas acerca de la situación de la cantante y del ‘conservatorship’ que pesa sobre ella desde 2008. Sin embargo, en los últimos meses hubo avances significativos y se esperan novedades antes de fin de año

22 de noviembre, 2020 | 00.05

Hace pocos días, la jueza Penny se negó a suspender al padre de Britney Spears, Jamie, como jefe de su patrimonio, un aspecto fundamental para sostener la tutela legal que tiene sobre ella desde el año 2008. Sin embargo, en los últimos meses hubo avances muy significativos y es posible que haya novedades antes de fin de año.

Vicentin: de gran empresa a gran estafa

Para quienes no están en tema o recién ahora se empapan con la situación, hace 12 años que Britney Spears, muy próxima a cumplir 39 años, se encuentra confinada en un “conservatorship” bajo la tutela legal de su padre. No puede disponer de su dinero, manejar, votar, ni utilizar sus redes sociales sin previa supervisión.

Esta situación se debe a que, según aseguraron en aquel entonces, la artista no se encontraba en condiciones mentales para ser autónoma. Inicialmente, se sostuvo que esta vigilancia y control sobre su vida iba a ser temporal, pero luego pasó a ser permanente.

En realidad, son dos las tutelas que pesan sobre Britney: una financiera y otra personal. Si bien los argumentos esgrimidos para llevar adelante la tutela fueron los de “salvar su vida”, lo cierto es que en gran parte fue para “proteger” lo que quedaba de sus fortuna calculada, en la actualidad, muy cerca de los 600 millones de dólares.

A lo largo de esta segunda parte del año hubo un cambio sustancial en lo que a este caso respecta y es que Samuel Ingham, el abogado de Spears, designado por la Corte desde que comenzó la tutela en el año 2008, comenzó a actuar más en línea de los derechos de Britney y de sus intereses, contrariamente a lo que venía ocurriendo.

El 14 de octubre, a través de su abogado, Britney le llevó dos propuestas a la jueza: agregar más abogados para contrarrestar al poderoso equipo de su padre y tener su propio fiduciarix para la administración de los bienes de sus hijos, que desde el 2018 estaba a cargo de su hermana menor, Jamie Lynn. La jueza hizo lugar al primero de sus pedidos y a partir de ese momento, y por primera vez en todos estos años, Britney pudo contratar con su propio buffet de abogadxs, Loeb & Loeb.

Otros hechos muy importantes e inesperados que se conocieron en las últimas semanas, y días antes de la última audiencia, fueron tanto la renuncia de su hermana Jamie Lynn a la administración de sus bienes, como la renuncia de la gerenta comercial, Lou Taylor, una de las grandes impulsoras del conservarotrship desde el primer momento.

Finalmente, el 10 de noviembre se realizó otra audiencia en la que la jueza no hizo lugar al pedido de suspensión del padre de Britney pero autorizó la solicitud para que  Bessemer Trust sea la compañía a cargo de sus finanzas.

Luego de conocerse esta decisión llovieron títulos sensacionalistas que hablaban de “batalla perdida” por parte de la cantante, algo que es falso, sin contar todos estos avances y logros en la vida de la cantante.

Entre las declaraciones que trascendieron de ese audiencia se encuentra la de uno de lxs abogadxs de Britney quien aseguró: “Mi clienta en muchas ocasiones me dijo que le tiene miedo a su padre”. Y también la de su padre Jamie: “Britney es un caballo de carreras y tiene que ser tratada como tal”.

La próxima audiencia será el 16 de diciembre para continuar con el aspecto patrimonial de la causa pero recién en febrero de 2021 se abordará la cuestión vinculada a la tutela personal.

El rol de lxs fans

El público no cuenta con la información para conocer realmente el estado de situación de Britney y mucho menos hacer diagnósticos. Pero para poner un poco más en contexto esta historia, vale recordar que dos meses después de sus internaciones de 2008 y una vez puesto en vigencia el corservatorship, Britney continuó sacando discos, realizando presentaciones y generando mucho dinero. En Estados Unidos, una tutela es algo que generalmente se aplica en personas que no pueden cuidarse a sí mismas, y/o en personas muy mayores y/o muy enfermxs. A partir de esto, sus fans se siguen preguntando cómo es posible que, si supuestamente Britney está y/o estaba en una situación tan delicada, pudiera continuar trabajando?

Tal como viene ocurriendo en el último tiempo, mientras se desarrollan la audiencia se realizan concentraciones (denominadas ‘Rallys’) en distintas ciudades de Estados Unidos y distintos países del mundo. El pasado 10 de noviembre se realizó por primera vez también en Buenos Aires.

“Britney tiene muchos fans en Argentina y creo que en el futuro estas manifestaciones pueden convertirse en algo más masivo”, señaló Pamela, defensora del movimiento #FreeBritney y admisnitradora de la cuenta #FreeBritneyArgentina.

Y agregó: “Para mi es un caso de esclavitud moderna. Decirle a una mujer ‘o cantas en el escenario o no ves a tus hijos’ es un tipo de modalidad de la trata de personas. Y ese el espíritu que le impartió su padre al conservatorship. La medicaron con de todo durante mucho tiempo. Es un tema súper serio”.

Gabo Olmos, creador y responsable de las cuentas de Instagram y Facebook “La Britney de cada Día” y el “Frente Britnificante”, aseguró que lxs fans de Britney son muy importantes en este proceso que está atravesando la artista y se refirió al origen del movimiento #FreeBritney: “Se cree que el movimiento surgió de un fan en particular que puso en evidencia al padre de Britney, al que luego le inició un juicio. El movimiento #FreeBritney es 100% de fanáticos y generó muchísima unión, despertó e incremento el fanatismo”.

Y continuó: “Además, nos agarra en una edad bastante madura a quienes la conocemos desde el 2000. Y en retrospectiva podemos empatizar con una realidad que nunca supimos ver: la Britney humana y no artista. La Britney acosada, la Britney juzgada, maltratada, descuidada”.

Gabo relató que lo que inicialmente lo acercó a Britney fue su música y video clips. “Pero hoy en día, lo que me acerca es saber que es una persona genuina y realmente amable, con el verdadero significado de la palabra: digna de ser amada. Es una de las artistas más queridas porque por más que el mundo le haya dado mierda, ella nos devuelve flores”, describió.

Olmos inició la cuenta en Facebook hace 5 años. Primero, como un compendio de memes que circulaban en Internet, pero después los empezó a crear él mismo y a darles un tinte político. Hoy en día, no solo hay ‘posteos’ referidos a Britney, sino que se convirtió en un canal de divulgación sobre información vinculada a géneros, diversidad y salud. “Una Britney por cada día, britnificando la actualidad y la política nacional e internacional” es el lema de su espacio.

“Los medios son causantes de que haya sido ‘necesaria’ esta tutela y los familiares son los encargados de que exista. En realidad, Britney es victima tanto de los medios como de la familia. Lo terrible es que, hasta el día de hoy, los medios siguen aprovechándose de ella para titulares amarillistas”, sintetizó.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►