De Olafur Eliasson al brasileño Ernesto Neto, Qatar sigue sumando arte de cara al Mundial

01 de noviembre, 2022 | 13.00

Una imponente instalación del artista danés Olafur Eliasson, que consta de veinte refugios circulares espejados, ubicada en el medio del desierto qatarí, forman parte del ambicioso proyecto de arte público de cien esculturas monumentales, y que contempla sucesivas inauguraciones, de cara a la Copa del Mundo Fifa Qatar 2022, que desde el próximo 20 de noviembre recibirá millones de visitantes de todo el mundo.

"Sombras viajando por el mar del día" (Shadows travelling on the sea of the day) se titula la obra de Eliasson, con la que el artista continúa explorando la interacción de la percepción humana y el mundo natural. Se trata de veinte refugios circulares espejados, tres anillos simples y dos anillos dobles que se colocan según los ejes de un patrón simétrico quíntuple, con los diez refugios en el centro formando un pentagrama o estrella de cinco puntas, explicaron en un comunicado desde Qatar Museum, la organización gubernamental que lleva adelante la iniciativa.

"Es una invitación a resincronizar con el planeta, una celebración de todo lo que se encuentra y se mueve a través del desierto al norte de Doha: animales, plantas y seres humanos pero también historias, tradiciones y artefactos culturales; el viento, la luz del sol, el aire y el calor resplandeciente", dijo el artista durante la inauguración.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Además de la obra de Olafur Eliasson emplazada en el desierto exterior de los sitios patrimoniales de Al Zubarah -ligado históricamente al comercio de perlas- y Ain Mohammed en la región más septentrional del país -un pueblo con 24 edificios, incluidas dos mezquitas y un fuerte-, se revelaron obras a gran escala de la artista libanesa Simone Fattal y del brasileño Ernesto Neto.

Fattal ha creado tres esculturas monumentales que parecen ser hitos geográficos, realizadas en un granito de color azul con una forma que puede percibirse como una duna, una construcción o una tienda de campaña. "Están especialmente allí para crear una fantasía", dijo la artista.

En tanto, la instalación inmersiva del artista brasileño Ernesto Neto "Slug Turtle, TemplEarth" (2022) es un canto a la Tierra, rinde homenaje al entorno natural y crea un espacio para la meditación, la reflexión y la comunión entre los visitantes y el espíritu del desierto.

Se trata de una estructura compuesta por ocho marcos de los arcos de fútbol en un anillo octogonal, centrado en una escultura de globo terráqueo de cerámica y rodeado por una gran superficie hecha de red de ganchillo blanca. El trabajo continúa la investigación en curso del artista sobre el espacio corporal, el equilibrio y la gravedad.

Los trabajos se suman a las más de 100 obras de arte públicas que Qatar Museums ha instalado en los espacios públicos de la nación, desde el Aeropuerto Internacional Hamad, en Doha, hasta el bullicioso Souq Waqif, de cara a la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022. La lista incluye trabajos de Jeff Koons, Ugo Rondinone, KAWS, Yayoi Kusama, Katharina Fritsch, Peter Fischli, David Weiss y Salman Al Malek, entre otros artistas internacionales, regionales y qataríes.

De la organización Qatar Museums dependen también el Museo de Arte Islámico y el Parque MIA, Mathaf: Museo Árabe de Arte Moderno, el Museo Nacional de Qatar, QM Gallery Al Riwaq, QM Gallery Katara, 3-2-1 Qatar Olympic and Sports Museum, y Dadu, el Museo de los Niños de Qatar.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►