María Eugenia Vidal tiene presupuestados más de 1.500 millones de pesos en pauta oficial para el 2018. Unos 4 millones por día para garantizar el blindaje de las corporaciones mediáticas y sus voceros periodísticos. Pero parece que no le alcanza ya que, como reveló El Destape, el jueves pasado el Hada Buena de Cambiemos aumentó el gasto en este rubro en 100 millones de pesos.

Embed

Según el presupuesto 2018, las principales cajas publicitarias de Vidal son la Secretaría de Medios (417 millones), el Instituto Provincial de Lotería y Casinos (510 millones), el Banco Provincia (530 millones) y la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (100 millones). Entre ellos nuclean el 99,6% de a pauta oficial bonaerense.

En todas ellas colocó personas de su estrecha confianza. La Secretaría de Medios la comanda Mariano Mohadeb, que supo trabajar con Francisco De Narvaez y asesora a Vidal desde 2012, cuando era vicejefa de Gobierno porteña. Antes fue jefe de comunicación de la legislatura de la ciudad de Buenos Aires. En el Instituto Provincial de Lotería y Casinos Vidal colocó a Matías Lanusse, un joven sub40 que también proviene de la experiencia porteña, dentro del Ministerio de Espacio Público y más específicamente en la Unidad de Control de Espacio Público, la UCEP, una patota para desalojar personas en situación de calle. En el Banco Provincia, el elegido de Vidal fue Juan Curutchet, que secundó a Federico Sturzenegger en el Banco Ciudad. En ARBA la dirección está a cargo de Gastón Fosatti, que llegó de la mano de Federico Salvai, mano derecha de Vidal. Las cuatro patas de la mesa de la pauta están alineadas.

De los restantes 5 millones, 4 se los lleva el IOMA, la obra social de la provincia de Buenos Aires. Allí el presidente es Pablo Di Liscia, que tuvo varios cargos en la gestión de Horacio Rodriguez Larreta antes de pasar a provincia con Vidal.

Los puchitos que quedan se los distribuyen entre varias áreas del Estado provincial, con montos que en algunos casos suenan ridículos en un presupuesto. Por ejemplo, el Ministerio de Infraestructura cuenta con 100 pesos para publicidad oficial; la Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones de las Polícías con 500.

Al contrario de su prédica sobre la transparencia, Vidal no informa cómo distribuye la pauta oficial bonaerense. Se puede inferir, sin embargo, que sus principales beneficiarios son el Grupo Clarín y sus satélites y los voceros periodísticos del Gobierno. Es lo que sucede con las cajas de pauta que manejan Mauricio Macri y Horacio Rodriguez Larreta que, a diferencia de Vidal, sí publican cómo la gastan. La Nación lo hace de forma semestral, la ciudad a año vencido.

En medio del escándalo por los aportantes truchos, Vidal decidió un aumento del 25% del presupuesto que maneja la Secretaria de Medios para pauta oficial. En concreto, 100 millones de pesos. Como informó El Destape, la maniobra comenzó el día después de que este medio publicó la primera nota sobre los aportes truchos a la campaña 2017 y se efectivizó el jueves de la semana pasada.

En esta nota