En un contexto donde la crisis del mercado trabajo se acrecienta, se perdieron casi 100.000 empleos registrados en cuatro meses. Además, el sector informal creció de manera pronunciada en los últimos meses.

Según un informe del Observatorio de Comercio Exterior, Producción y Empleo (CEPE), organismo dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), los impactos de la crisis económica ya surtieron efectos en el rubro laboral.

umet

El estudio destacó que en entre marzo y julio, se destruyeron 97.400 empleos registrados, de los cuales casi 34.000 puestos de trabajo son del sector formal privado, aquellos de “mayor calidad y salario”. A su vez, el desempleo alcanzó 9,6% y se incrementó 0,9 puntos porcentuales en un año.

En otro aspecto, El informe detalló también que la precarización laboral creció de forma continua hace dos años. En 2018, el trabajo asalariado disminuyó 1,1 puntos porcentuales y el no registrado creció 0,5, cayendo de este modo la participación del empleo formal en el total de los ocupados.

LEER MÁS: Las Pymes cruzaron al Gobierno por sus promesas y el pésimo momento del sector

En esta nota