Polémica escena en La 1-5/18: "Sólo le agarré el cuello un poquito"

El actor compone a un hombre violento que amenaza constantemente a su pareja, encarnada en la actriz Lali González. Juntos, protagonizan una escena de tensión en la novela de El Trece.

29 de diciembre, 2021 | 19.48

Una de las historias de La 1-5-18 -telenovela de Polka que emite El Trece y está protagonizada por Gonzalo Heredia, Agustina Cherri y Esteban Lamothe- sigue a Rita (Lali González) y Lautaro (Nicolás García Hume), una pareja atravesada por la violencia de él. Luego de un brutal intento de estrangulamiento del que Rita escapó por poco, Lautaro volvió. La escena, cargada de tensión, se convirtió en una de las secuencias más difíciles de digerir de la telenovela.

Después de la cárcel

Luego de intentar ahorcar a su pareja y terminar en la cárcel, además de ocasionar la muerte de Noelia (Leonor Manso), Lautaro fue liberado pero quedó con una orden perimetral que le impide acercase a Rita. Sin embargo, el hombre cegado por la violencia acudió a la casa que ambos comparten y se produjo una escena de máxima tensión.

"No puedo entrar a mi casa. Negra, ¿qué es lo que pasa?", consultó al encontrarse con que habían cambiado la cerradura de su domicilio. "Lo hice por seguridad, esta no es más tu casa", sentenció con firmeza su ahora ex pareja, quien estaba acompañada por Viviana (Leticia Bredice). "No me vengas con las bolud... de la perimetral, son bolud... de la Justicia. ¿Me vas a tratar como un criminal por tener una discusión? Solo te apreté el cuello un poquito", se excusó Lautaro.

El personaje de Bredice se interpuso entre los dos y, furiosa, exclamó: "¿Qué parte de que no queremos que estés acá no entendés? La ahorcaste". Sin haber logrado su objetivo, Lautaro se retiró de escena no sin antes lanzar una perturbadora amenaza: "Esto no termina acá porque te amo. Vos sos mía para siempre".

La escena completa

Una figura se vio obligada a renunciar a la novela de Suar: "Me fui con tristeza"

"Fue una alegría muy grande volver a trabajar en Polka y con un gran equipo técnico y de producción con el que compartí muchas horas de trabajo. Por otra parte, tuve la posibilidad de trabajar con colegas de talento y, sobre todo, de un gran caudal humano", expresó Leonor Manso, la actriz que dejó atrás al proyecto de Suar. Y siguió: "Me tocó en suerte un lindo personaje, de esos que me gusta plasmar. Era una mamá, la señora mayor del barrio, referente indiscutible, para varias personas de esa comunidad y que suele dar muchas pautas sobre variados temas".

En cuanto a los motivos que hicieron que tomara esa decisión, Manso dejó en claro que se fiue por otros compromisos laborales: "Es que yo suelo llegar muy temprano al teatro y Cae la noche tropical es un texto hermoso y que requiere mucha concentración y estar lo más despierta posible. Hay que tener en cuenta que el trabajo de muchas horas de grabación, más la actividad en el escenario me iba a demandar un enorme esfuerzo que no me iba a permitir llevar a cabo ambas labores como corresponde. Me fui finalmente de La 1-5/18, con mucha tristeza".

"Es un espectáculo hermoso y, en este momento, después de haber atravesado una etapa álgida de pandemia, se valora más porque transita el camino de los vínculos y de los afectos. La vida de estas mujeres es muy reconocible a las historias de cualquier mujer a la vuelta de la esquina, en consecuencia, tanto a Ingrid (Pelicori), Eugenia (Guerty) y a mí nos hace muy bien realizar esta obra y al espectador, recibirla", expresó sobre la obra teatral que protagoniza.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►