MasterChef Celebrity: Boy Olmi quebró su racha de mala suerte y lloró con los elogios para su plato

Los Pappardelle del esposo de Carola Reyna encantaron al jurado, en especial al italiano Donato de Santis.

10 de noviembre, 2020 | 17.35

La semana pasada, Boy Olmi tuvo una mala perfomance que casi lo deja fuera del certamen. Salvado a último momento, y eliminando a Iliana Calabró, el actor estuvo a punto de dar marcha atrás y abandonar "MasterChef Celebrity". Con un cambio de actitud, volvió al ruedo con una pasta celebrada por el jurado y se emocionó hasta las lagrimas. 

"Más allá de lo gastronómico nos sometieron a una prueba que fue incómoda. Por primera vez me vi preguntándome si tenía sentido seguir haciendo el esfuerzo de trabajar en esa incomodidad", había expresado Olmi la semana pasada, tras estar en la cuerda floja, con un plato de profiteroles que no estuvo a la altura de las exigencias del jurado. El actor, que es uno de los favoritos del reality, dio marcha atrás y volvió a arrancar con unos Pappardelle con estofado de pollo que fueron bien recibidos.

Con Lizy Tagliani como jurado invitada, el trío de Donato de Santis, Damián Betular y Dolly Irigoyen evaluaron la comida de Olmi. "Yo soy fanático de la pasta, y el espesor está muy bien logrado", arrancó el chef italiano, consiguiendo que lagrimas de emoción desbordaran por los ojos de Boy. Elogiando la comida, Dolli agregó: "Para mí es un plato muy sutil, muy delicado y muy logrado".

"Con respecto a ayer (día de sentencia) nos sorprendiste porque dejaste el estudio bastante alterado, no sabíamos cómo ibas a volver, y retomaste bastante bien con esta preparación. Tu plato no hace falta que se defienda porque se defiende solo, muy rico", siguió Donato, dándole espacio a que Boy Olmi soltase un simple "me siento íntimamente conmovido".

Pero el momento más divertido de la devolución lo protagonizó la humorista Lizy Tagliani que, al momento de probar los Pappardelle, fue interrumpida por un comentario de Santiago del Moro: "Lizy siempre estuvo enamorada de vos, Boy". Con mirada sorprendida, Olmi respondió: "Nunca me lo dijo". Sumándose al juego, Tagliani tomó un bocado de pasta y simuló mancharse con salsa la ropa, para lanzar un picante "ay, que puerquita", directo para el esposo de Carola Reyna.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►