Guido Kaczka hizo llorar a una participante con su pregunta: "Tuve una vida muy dura"

El conductor se metió en un tema delicado para una participante, que no pudo evitar el llanto en vivo.

27 de noviembre, 2021 | 10.13

Una participante de Bienvenidos a bordo no pudo evitar llorar cuando Guido Kaczka le pidió que le contara detalles de su vida. Mónica Gómez abrió su corazón y relató sus momentos más duros, mientras era consolada por el conductor.

“¿Todo bien, Mónica? Escuchame, una pregunta: ¿te jubilaste hace cuánto, vos?”, le preguntó Guido. “Cuatro años”, le contestó. Luego, el conductor le preguntó con quién vivía y, ante su respuesta de que estaba sola, quiso saber si le gustaba estar sola.

“No, me quedo sola y me la banco. Preferiría vivir con alguien, pero no hay nadie… hasta el momento (risas). Ya crie a mis hijitos, tengo nietos. Pero ¿habrá alguien alguna vez que encuentre? (risas). ¡Guido, no te rías, que es verdad!”, le pidió.

“No, me río porque podría pasar que no quieras nada, que digas ‘no, yo no quiero nada, ya está’. O te puede pasar como a vos, que te brillan los ojos, porque te gusta la vida compartida. Te gustaría encontrar a alguien. Pero está tan difícil, que a veces, uno termina diciendo ‘no quiero nada’. Pero termina diciendo porque está muy difícil encontrar y compartir con alguien. No porque uno desee que no quiere nada. Es como la fábula de la zorra y las uvas: la zorra quería agarrar las uvas, no llegaba, y en un momento dice ‘no me importan las uvas’. En realidad, es que no llegaba”, dijo el conductor. “¿Estuviste en pareja mucho tiempo?”, le preguntó.

Mónica se quebró al contar su vida

“Yo estuve casada diez años, del papá de mis tres hijos, y me separé a los 26 años. A los 64 años y sigo sola. Tampoco te voy a contar toda mi vida (risas), porque no te alcanzan 30 programas. Alguna parejita tuve, y compañeros de los que no quisiera hablar”, le respondió.

“Oíme, ¿cortás? Qué te vas a elegir, televisor…”, le empezó a consultar Guido.

“Lavarropas. Nunca tuve un lavarropas, siempre lavé a mano. Ya, a esta altura no, porque se me cansan los brazos”, le confesó Mónica, ya visiblemente quebrada. Y agregó, emocionada: “Guido, nunca en mi vida me gané nada, toda mi vida fui mucama, en lugares sanitarios. Me he ido a las 4 de la mañana, nunca llegaba a ver a mis hijos cuando iban a la escuela. Tuve una vida muy dura, no quería acordarme de esto. Gracias a Dios, mis hijos están bien, una hija hermosa que está allá afuera, que me dio tres nietos hermosos que los amo. Tengo siete nietos, a todos los amo con toda mi alma. De hecho… (muestra que los tiene tatuados a todos). Es la vida, es lo que me tocó”, cerró la participante.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►