Fake News: el sincericidio que entierra a Wiñazki y TN

El periodista del Grupo Clarín se refirió al proyecto Nodio, impulsado por Miriam Lewin.

24 de octubre, 2020 | 22.42

Luis Novaresio y Nicolás Wiñazki, junto a Ricardo López Murphy y Maximiliano Guerra, fueron los grandes protagonistas en la mesa de La Noche de Mirtha, acompañando a Juana Viale. Ambos periodistas, muy unidos a la oposición, dispararon fuertemente contra el Gobierno de Alberto Fernández y criticaron las diferentes medidas. No solo en relación a la pandemia por coronavirus, sino también sobre la Justicia y los medios de comunicación.

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

En primer lugar, el comunicador que se desempeña en Todo Noticias criticó duramente a Cristina Fernández de Kirchner y a pesar de haberse mostrado en contra de la cuarentena, se quejó porque "la agenda de CFK en el Senado" no va con la pandemia y solo "el 2% de las leyes tuvieron que ver con el COVID-19". Tras disparar contra la vicepresidenta y su accionar en relación a la Justicia, surgió el tema del proyecto de "Nodio", llevado adelante por Miriam Lewin.

El conductor de América TV fue el primero en apuntar contra esta nueva idea: "Todo acto que trate de controlar previamente lo que se expresa, se llama censura y está prohibido por la Constitución en el Art.14. Si vos sumás eso, lo que intentaron hacer en el Senado, los llamados de algunos funcionarios a no escuchar a algunos periodistas... Y hay impuesto un clima". Y ante esto, Wiñazki agregó: "Hay una avanzada, no como hubo en otras épocas, contra algunos medios. Lo del Nodio es completamente explícito. Además nació de una forma completamente errónea... Está el mensaje".

 

A su vez, el periodista del Grupo Clarín expresó: "Están diciendo: 'Vamos a controlar o a intentar controlar lo que se dice en las redes'. Es bastante ridículo porque la Defensoría del Público tiene que ver con la Ley de Medios Audiovisual". Allí fue cuando Juana lo interrumpió y aclaró: "Pero lo que habría que controlar es lo que es verdad y lo que es mentira...". Y ante esto, de forma insólita, Wiñazki se sinceró: "No sé si hay que controlarlo eso, las audiencias solas lo chequean. No hay mayor dolor para un periodista que confundirse o difundir una noticia que es falsa".

En su defensa, sin que nadie se refiera al polémico comentario, Novaresio se sumó a la idea y dejó en claro que, según su opinión, "no hay que controlar" lo que se publica, por más que sea una mentira que difame al otro. "Si vos cometés un delito, tenés el control posterior de la Justicia. Si provocas un daño o si haces apología a un delito como decir 'estoy a favor de los golpes militares'... Eso se controla después. Pero acá, está en riesgo la libertad", sentenció.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►