Ángel de Brito, conmovido por una trágica muerte: "Tenía 31 años"

Ángel de Brito conversó en Los Ángeles de la Mañana (LAM) sobre una de las muertes más inesperadas del mundo de la farándula.

13 de octubre, 2021 | 19.16

Ángel de Brito habló en Los Ángeles de la Mañana (LAM) sobre Sofía Sarkany, la hija de Ricky Sarkany, que falleció en marzo a los 31 años por un cáncer de cuello de útero. Esta semana, el empresario habló sobre ella por primera vez públicamente desde el día de su muerte, durante una charla en un evento en Punta del Este, que fue justo en el sexto aniversario de fallecimiento de Sofía.

“Tremendo el testimonio de Ricky Sarkany. Esto fue en un evento de Uruguay en donde hablamos ayer, que fue una suerte de entrevista pública en donde hablaron de Sofía Sarkany, que murió muy joven, a los 31 años, con un cáncer de útero”, comenzó de Brito. “Estuvo tres años luchándola y finalmente falleció rodeada de toda su familia y una semana después de haber sido mamá, que era su sueño. Había hecho todo lo posible para concretarlo y pudo conocer a su bebé”, continuó el periodista.

“A partir de que le diagnosticaron la enfermedad, inmediatamente congeló los óvulos para poder ser mamá junto a su pareja”, agregó Mariana Brey. “Y lo que son las vueltas de la vida, ¿no? Porque su hijo llegó seis días antes de lo previsto, tenía una fecha determinada y se adelantó. Eso le dio la posibilidad de poder verlo, de contactar y de irse de una manera muy feliz, dentro de todo lo que significa ese dolor y esa enfermedad tan dura”, concluyó la panelista.

El mal momento de Ricky Sarkany por el fallecimiento de su hija Sofía

Ricky Sarkany estuvo un mes sin poder salir de su casa después de la muerte de su hija e incluso pensó en suicidarse. “Lo único en lo que pensaba era si tenía huevos para tirarme por la ventana. Por el balcón. No lo iba a hacer, pero sentía que esto terminaba. No salía y apenas comía”, recordó el diseñador.

De repente, un día alguien mandó a Gustavo Yankelevich, el papá de Romina Yan, para que se encontrara con él. Romina también había fallecido de muy joven y de manera inesperada y con Gustavo Ricky pudo desahogarse y sentir que alguien podía entender su dolor. Según él, sus otras hijas, hermanas de Sofía, se lo tomaron de una forma mucho más natural. “Cuando Sofía estaba intubada, nosotros ya nos habíamos despedido. Ellas estuvieron hablando, le hacían masajitos, le ponían canciones y la enfermera les pidió que se quedaran porque le bajaba la presión”, agregó Sarkany.

“Una de las enfermeras entró para decirles: ‘No sé qué están haciendo pero sigan porque su presión volvió a estar normal’. Le habían puesto música, la acariciaron, le cantaron, al rato salió mi hija Clara y me dijo ‘fue hermoso papá’. Sofía había fallecido”, añadió. “Yo sé que donde esté, debe estar orgullosa: nuestra vida continúa y tendremos que llevar la sonrisa de ella, porque hasta el último día la tuvo. Creo que se murió con una sonrisa más grande de la que tuvo siempre”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►