Oscar González Oro sufrió un shock emocional y no pudo continuar con su programa

El conductor de radio comenzó a sentirse mal al aire y tuvo que abandonar el programa para que lo atendiera un médico.

10 de diciembre, 2020 | 15.42

El periodista Oscar González Oro estaba conduciendo su programa Tarde pero Temprano (Radio Rivadavia), cuando comenzó a sentirse mal. Minutos antes de las 16, tuvo que dejar el aire. Los médicos que de inmediato lo atendieron le explicaron que había tenido un “shock emocional”.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

Junto con los doctores que lo atendieron, González Oro llegó a la conclusión de que los episodios de mareos pudieron deberse a un “shock emocional que iba a explotar en algún momento, y que explotó cuando tenía que explotar”. Por eso, se tomará este viernes también para descansar y, si todo sigue como hasta ahora, que se siente mucho mejor, el lunes retomará con sus obligaciones laborales en Rivadavia desde su casa de Uruguay, donde sale al aire.

En la noche del miércoles, ya más recuperado, Oscar utilizó sus redes sociales para llevarles tranquilidad a sus oyentes: “Gracias por todos los mensajes preocupados por mi salud. Estoy bien, ahora un poco de reposo, nada más. Gracias”.

“Estoy bien. Ayer tuve un episodio raro. Estaba al aire y me mareé fuerte. Una vez lo dejé pasar. Al segundo también lo dejé pasar. Al tercero, bueno... Llamé al médico para que cuando terminara el programa fuera para allá. Me retiré el aire tres y media, o cuatro menos cuarto, y me revisaron. Me hicieron un electro (cardiograma) que salió bien”, relató el conductor radial, en diálogo con Teleshow.

“Tenía la presión baja y latidos muy altos que no puedo tener. Me sacaron sangre y los parámetros dieron bien. Calculan que fue un shock emocional”, contó el quiero Negro, y explicó que para él, como para tanta otra gente, “el 2020 fue un año muy duro”. “Desde Sofia (Neiman, su amiga fallecida el 23 de febrero) para acá, nunca me tomé el tiempo de parar y elaborar un duelo”.

Un año difícil para el Negro Oro

El martes 8 de diciembre el periodista también había utilizado Instagram para recordar a su mamá, quien murió hace 21 años, con una palabras por demás emotivas. “Un día como hoy fallecía mi Mamá en Pinamar. Yo estaba al aire en la (radio) Diez, y desde entonces sé que la voy a extrañar el resto de mi vida. Y que me sigue cuidando”.

Lo acompañó con otro posteó, muy simbólico: el dibujo de unas plantas y la fecha de la partida: 8 de diciembre de 1999. Una de las personas que comentó sus publicaciones fue su amiga Marcela Tinayre: la hija de Mirtha Legrand le envió el emoji de un corazón, a lo que él le respondió con un “tqm” (te quiero mucho).

Casualmente este miércoles, en el epílogo de un 2020 tan complicado, en sus historias de Instagram González Oro bromeó sobre el año que comienza en menos de un mes, y deseó: “Antes de entrar en el 2021, primero quiero ver el tráiler”.

Además de la partida de Sofía Neiman, este año el Negro Oro tuvo que afrontar la muerte de otro amigo cercano: Jorge Brito. “No murió el banquero... Murió un amigo increíble. Murió un padre y un abuelo siempre presente y pendiente de los demás. Murió mi amigo de consulta permanente. Escribo esto y lloro de dolor. Todavía sin poder creerlo. Te voy a extrañar lo que me quede de vida. Me quedé solo y sin la única persona que me retaba cuando me equivocaba. Jorge Horacio Brito, te quiero mucho. Gracias por tu amistad...”, posteó dolido apenas se conoció la noticia de su fatal accidente, el 20 de noviembre.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►