China y Rusia crearán una estación espacial en la Luna para revolucionar la ciencia espacial

Las potencias mundiales firmaron un memorando que estipula que trabajarán juntas en la creación de una Estación Espacial dedicada a la exploración científica. Podrán sumarse otros países y socios internacionales interesados.

09 de marzo, 2021 | 17.24

Desde la llegada del humano a la Luna en 1969, distintos países intentaron llegar al satélite natural para realizar todo tipo de investigaciones científicas. Este martes, China y Rusia firmaron un memorando de entendimiento para la creación de una estación espacial en la Luna, que estará abierta para que otras naciones y socios internacionales se sumen.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

El director general de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin, y el director de la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA), Zhang Kejian, fueron los encargados de firmar el documento que selló una alianza entre dos de las mayores potencias mundiales. Según un comunicado compartido por la agencia rusa ambas instituciones "cooperarán en la creación de una base lunar con acceso abierto a todos los países interesados y socios internacionales".

El mismo ente ruso confirmó que el objetivo de este proyecto es "fortalecer la cooperación en investigación científica y promover la exploración y el uso del espacio ultraterrestre con fines pacíficos en interés de toda la humanidad". La Estación Científica Lunar Internacional se trata de un complejo de instalaciones de investigación que se asentarán en la superficie y en la órbita de la Luna. La misma está diseñada para realizar investigaciones "multidisciplinarias y polivalentes".

Entre los trabajos que se realizarán se incluyen la exploración y uso del satélite natural, "observaciones lunares, investigación fundamental. experimentos y verificación de tecnología con la posibilidad de una operación no tripulada a largo plazo con la perspectiva de una presencia humana en la luna". De esta forma ambas potencias colaborarán aportando su experiencia en el campo de la ciencia y las tecnologías espaciales.

El líder de Roscosmos, Rogozin, anunció públicamente a mediados del 2020 que Rusia renunciaba a participar del programa lunar estadounidense Artemisa, ya que se había convertido en un "gran proyecto político". Artemisa contempla el regreso del ser humano a la Luna en el 2024. El entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se había mostrado favorable a la privatización y explotación comercial del satélite, algo que desde Moscú no comparten.

En su lugar, Rusia planea lanzar una misión tripulada con rumbo a la Luna en el 2031. Vale recordar que la Unión Soviética fue el primer país en enviar un hombre al espacio en 1961. Por su parte, en diciembre pasado la sonda china Chang'e 5 alunizó en la cara visible de la Luna, mientras que en enero del 2019 la Chang'e 4 lo hizo en la cara oculta del satélite.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►