Por qué se celebra el 7 de julio el Día Mundial de la Conservación del Suelo

Se celebra desde 1963 en honor al científico estadounidense Hugh Hammond Bennett, quien demostró el cuidado del suelo influye en la capacidad productiva.

07 de julio, 2020 | 11.30

El Día Internacional de la Conservación del Suelo, se celebra cada 7 de julio desde el año 1963. Se eligió este día en particular en honor al científico estadounidense Hugh Hammond Bennett, quién dedicó su vida a demostrar que el cuidado del suelo influye directamente en la capacidad productiva de los mismos.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

Bennet nació en una zona rural de Carolina del Norte y se graduó de la Universidad de Carolina del Norte en 1903. Inmediatamente, se propuso a convencer a la población de las enormes consecuencias del agotamiento de la Tierra y fue responsable de un alto grado de implementación de las prácticas de conservación y la apertura y desarrollo de consejos locales de conservación de suelo y agua. “La tierra productiva es nuestra base, porque cada cosa que nosotros hacemos comienza y se mantiene con la sostenida productividad de nuestras tierras agrícolas”, decía Bennet. 

El 27 de abril de 1935, el Congreso de Estados Unidos aprobó sin un solo voto en contra la Ley de Conservación de Suelos, que se creó para combatir la erosión causada por las tormentas de polvo de la época. Dicha aprobación establecía al Servicio de Conservación de Suelos como un departamento del USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) y Hugh Hammond Bennett fue el primer director del organismo. 

En 1957 recorrió, acompañado por técnicos argentinos, buena parte de las Provincias de Buenos Aires, La Pampa, Tucumán y Misiones. “Ustedes tienen en la Argentina un grave problema y saben como resolverlo; lo importante ahora es comenzar a trabajar intensamente y en gran escala", expresó el experto en su visita a nuestro país. 

Bennett falleció el 7 de julio de 1960. Un día como hoy, es importante destacar las consecuencias del uso irracional del suelo, que puede generar una alteración de sus propiedades. La erosión del suelo es uno de los más graves procesos de degradación y es necesario tomar conciencia de los riesgos que implica la pérdida de un recurso natural de tan vital importancia, del cual obtenemos gran parte de los alimentos que consumimos diariamente.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►