Insólito: ahora Clarín sale militar a favor del barbijo

Los medios macristas se oponen a todas las medidas del Gobierno. En plena suba de contagios, militaban la anticuarentena. La situación epidemiológica mejoró, pero buscan generar temor por la flexibilización del uso de barbijos.

21 de septiembre, 2021 | 16.03

Es sabido que cualquier medida que proponga el Gobierno Nacional, para el Grupo Clarín es un incordio. Esta vez, tras el anuncio de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, en torno a que ya no es obligatorio el uso de barbijo al aire libre, el multimedios macrista enloqueció y salió con una serie de noticias militando el uso de tapabocas, borrando con el codo lo que se cansaron de escribir con la mano desde que inició la pandemia en nuestro país.

Durante la mañana de este martes, Carla Vizzotti anunció que se termina la obligatoriedad del uso de tapabocas al aire libre, que se elimina el aforo en distintas actividades en lugares cerrados y que se autorizará ingreso de extranjeros de países limítrofes, entre otras medidas. Tras intentarlo con fake news para boicotear cualquier cosa que suceda en el país desde que a Mauricio Macri le tocó abandonar la Casa Rosada en 2019, el mal llamado "gran diario argentino" elabora una nueva estrategia ante una realidad que, poco a poco, se acerca a la post pandemia.

Faltando a la responsabilidad que debería tener cualquier medio ante la pandemia de coronavirus, en Clarín no entendieron las precisiones del anuncio de Vizzotti y, automáticamente, se preguntaron en una nota: "Chau tapabocas: ¿está bien dejar de usarlo en la calle en este momento de la pandemia?" Y aseguraron: "El Gobierno perdió la elección y se acabó el coronavirus: Tras la derrota electoral, la Rosada viró de restricciones interminables a chau barbijo". 

Así como al grupo económico no le importó la primera ni la segunda ola de contagios y militó sin ruborizarse las marchas anticuarentena o difundió cadenas de fake news sobre las vacunas contra el coronavirus, tampoco contempló la baja sostenida de contagios y el aumento de la población vacunada contra el coronavirus para "informar" con el mínimo sustento a sus lectores.

Por si no es suficiente con una serie de notas con los cuestionamientos más insólitos a la nueva medida, el Grupo Clarín redobló la apuesta en TN con un panel de periodistas insistiendo con la "gravedad" en que se haya determinado que no es obligatorio el uso de barbijo al aire libre. Tras bregar por la libertad y la apertura de toda la actividad económica, también cuestionaron la reapertura de locales bailables, el aforo del 50% en estadios de fútbol y la reapertura paulatina de fronteras.

El multimedio opositor se olvidó de que durante el mes de abril criticaron la decisión de la periodista Karina Iavícoli de salir al aire de El Trece con el barbijo puesto. También cuando Marcelo Bonelli y Guillermo Lobo entrevistaron a Natalia Rubinstein, investigadora del Conicet, y la acusaron por haber insistido en la importancia de tener tapadas nariz y boca en cualquier contexto en una situación por demás tensa e incómoda para la entrevistada.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►