Vuelven los festivales de rock masivo en Reino Unido en medio de una suba de casos de coronavirus

27 de agosto, 2021 | 09.12

Este fin de semana, decenas de miles de personas acudirán a los festivales de música de finales de verano en todo el Reino Unido, provistos con un test de COVID negativo o una prueba de vacunación, en un esfuerzo por frenar el aumento de las infecciones.

Reading y Leeds, dos eventos gemelos que son un rito de paso para los adolescentes después de los exámenes, serán dos de los más grandes desde que el Gobierno eliminó las restricciones en julio tras una rápida implantación de la vacuna. Reading tuvo un aforo de 105.000 personas en 2019.

Dado que el lunes es día festivo en Inglaterra, se organizan otras grandes concentraciones en todo el país, como el evento Creamfields, con 70.000 personas, en el noroeste de Inglaterra. Sin embargo, el tradicional Carnaval de Notting Hill, en Londres, se ha vuelto a cancelar.

El secretario de Cultura, Oliver Dowden, declaró este mes que el éxito de la celebración del Gran Premio de Gran Bretaña y del torneo de tenis de Wimbledon el mes pasado demostraba que los eventos masivos podían celebrarse de forma segura, pero que era necesario tener precaución en los lugares con mucha gente.

Sin embargo, muchos expertos en salud siguen preocupados por la posibilidad de que la gente pierda sus inhibiciones por la emoción, lo que provocaría un pico de casos.

Los partidos de fútbol de la Eurocopa 2020 y un festival de surf en Cornualles ya han provocado importantes brotes en uno de los países más afectados por el virus.

El Consejo de Cornualles ha dicho que 4.700 casos podrían estar relacionados con el festival Boardmasters, que atrajo a unas 50.000 personas a la pequeña ciudad costera de Newquay este mes.

Meradin Peachey, directora de salud pública del área que cubre Reading al oeste de Londres, dijo que un pico era preocupante dado que a los adolescentes mayores se les ofreció la vacuna sólo este mes.

"Los jóvenes de dieciséis y diecisiete años son los principales grupos que van a estar ahí y todavía no están protegidos", dijo a BBC News. "Estamos intentando pedir a la gente que muestre una prueba de flujo lateral antes de acercarse a las puertas".

Los contagios en Reino Unido han empezado a aumentar de nuevo, con unos 34.000 casos y unas 100 muertes diarias en la última semana. Pero los ingresos en el hospital siguen estando muy por debajo de los picos anteriores de la pandemia.

Los científicos creen que los puntos de activación de la propagación del virus son el transporte público y los coches compartidos para llegar a los eventos, ya que las reuniones al aire libre, incluso con un gran número de personas, pueden estar relativamente libres de riesgos.

Simon Clarke, profesor asociado de microbiología celular en la Universidad de Reading, dijo que mezclarse en los festivales es un riesgo cuando la tasa de infección es unas 25 veces mayor que hace un año debido a la variante delta.

"Creo que hay una mayor capacidad para que la gente tenga más intimidad entre sí, de cerca y personalmente, que en los asientos reglamentarios que se ven en algún lugar como el Gran Premio", dijo, refiriéndose a la carrera de Fórmula 1.

Con la industria de la música desesperada por volver a hacer giras, los organizadores del festival afirman que la necesidad de una prueba negativa o de una vacuna evitará que los casos aumenten.

En los festivales de Reading y Leeds, encabezados por el rapero británico Stormzy, habrá centros de vacunación temporales, pero no se inoculará a ninguna persona que esté bajo los efectos del alcohol o las drogas, dijeron los organizadores sanitarios.

Con información de Reuters

LA FERIA DE EL DESTAPE ►