Dramático momento de Araujo: le usurparon la casa mientras está internado por COVID

La Policía de la Ciudad debió intervenir para frenar el desalojo ilegal que estaban llevando a cabo las hijas de Marcelo Araujo en el departamento que el relator comparte con su esposa.

19 de marzo, 2021 | 20.05

Definitivamente no es un buen momento para el exrelator de fútbol Marcelo Araujo. Primero sufrió un accidente doméstico que lo llevó a ser internado en un hospital porteño, donde descubrieron que tenía coronavirus. Y hoy se se sumó un terrible escándalo familiar: sus hijas intentaron desalojar ilegalmente a la esposa de Araujo del departamento que la pareja habita en el barrio de Recoleta. Inclusive debió intervenir la policía para detener la usurpación.

Hace tan solo unos días Marcelo Araujo se cayó de su cama y a raíz del fuerte golpe debió ser trasladado al Hospital Italiano, donde le hicieron un hisopado de rutina que arrojó que el relator de 73 años tiene coronavirus, por lo que decidieron que por precaución lo mejor era que se quedara internado. El periodista lleva una semana en el centro asistencial y deberá pasar allí unos días más.

Aprovechando esta situación y que su pareja, Graciela Guadalupe Ocampo, se encontraba atendiendo su propio local de ropa a unas cuadras, las hijas de Araujo se acercaron al departamento que la pareja comparte en Arroyo y Suipacha, en el coqueto barrio de Recoleta. Entraron al domicilio con una llave de emergencia que tenían y llegaron con un cerrajero para que cambiara las cerraduras mientras ellas sacaban todas las pertenencias del inmueble.

Al no contar con una orden de desalojo, Florencia Zilberman y Soledad Tuny Testi, hijas del periodista, estaban incurriendo en una usurpación. Alertada por el encargado del edificio, Ocampo se acercó desesperada ante la situación que se estaba desarrollando en su hogar. Por recomendación de su abogada Mariana Gallego, notificaron a efectivos de la Policía de la Ciudad para que se presentaran en el departamento y detuvieran la situación irregular que se vivía.

La letrada aseguró que las hijas de Araujo fueron echadas por la policía, que también fajó el departamento y evitó que se llevaran bienes del inmueble. "Dijeron que no estaba casado pero el matrimonio es legítimo", aseguró Gallego que también agregó que la pareja se casó en Estados Unidos en el 2008. Según contaron en Intrusos, medio que dio la primicia del escándalo familiar, Marcelo Araujo tiene un histórico litigio con su primera esposa y madre de sus hijas.

Según distintas informaciones, las hijas del relator habrían llegado al domicilio con un camión de mudanzas para vaciar el departamento de su padre, mientras él se encuentra internado. El periodista se encuentra estable y fuera de gravedad, aunque debió utilizar una cánula nasal para recibir oxígeno y poder respirar bien. Es por esto, y por encontrarse en el grupo de riesgo, que todavía no fue dado de alta.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►