Un nuevo estudio revela que el "continente perdido" es más grande y más antiguo de lo que se creía

Zealandia era considerado un "joven" continente sumergido, pero una parte recién descubierta debajo de las costas de Nueva Zelanda sugiere que data de 1.300 millones de años.

22 de julio, 2021 | 18.39

Zealandia, un continente "escondido" debajo del mar fue reconocido por los científicos como el más delgado y más joven que se haya encontrado hasta el momento, pero recientemente las cosas cambiaron. Desde el grupo de investigación y consultoría GNS Science en Nueva Zelanda sugieren que se trata de un supercontinente de mil millones de años, lo que redefiniría su estatus continental.

Quizá la Atlantida no era sólo un mito, dado que el planeta tiene un octavo continente que había estado 'perdido' en el mar. Dicha porción geológica recibió el nombre de Zealandia, por Bruce Luyendyk en 2017, geofísico de la Universidad de California, pero no era considerada un continente debido a su extensión y su antigüedad. 

Por lo que se conoce, Zealandia es una región de corteza continental de dos veces el tamaño de la India que está sumergida bajo las aguas del océano Pacífico y sus montañas más altas son Nueva Zelanda y Nueva Caledonia. En el primer informe que presentó su existencia, publicado en el volumen marzo/abril 2017 de GSA Today, refieren a una región de 4.9 millones de kilómetros cuadrados en el suroeste del Oceáno Pacífico y está aislado de Australia.

Los nuevos hallazgos, publicados en la revista Geology, proponen que la agitación topográfica de Zealandia, pudo haber sido producto de una reactivación generalizada de fallas antiguas vinculadas a la formación del actual Anillo de Fuego del Pacífico occidental. El continente es el más sumergido, más delgado de la corteza terrestre experimentó un cambio de elevaciones drásticas, por lo que la investigación más reciente asegura que Zealandia es mucho más antiguo.

¿Cómo sería la extensión de Zealandia?

"Los continentes son como icebergs", afirma el autor del estudio Keith Klepeis, geólogo estructural de la Universidad de Vermont. "Lo que ves en la superficie no es realmente la extensión total de la bestia". La nueva investigación puede ayudar a resolver una incógnita que ha cautivados a los científicos durante décadas.

Hasta ahora, la corteza continental más antigua encontrada en Zealandia databa de hace aproximadamente 500 millones de años, relativamente joven en términos geológicos. La mayoría de los continentes contienen un núcleo geológico de al menos mil millones de años de antigüedad que actúa como una base estable sobre la que se construyen los continentes y, con el fragmento recién descubierto de roca antigua, se coloca la pieza final que le faltaba al continente sumergido para determinar su historia.

"El trabajo también es parte del rompecabezas más grande de cómo se formó Zealandia, o cualquier corteza continental", señala el autor del estudio Joshua Schwartz, geólogo especializado en granitos en la Universidad Estatal de California, Northridge.  "El sucio secreto de la geología es que no existe una definición real y rápida de un continente", consideró ya que los científicos han estado siguiendo el rastro de Zealandia durante décadas, pero definirlo como continente fue imposible hasta ahora.

Zealandia, entonces, sería un octavo continente que contiene a Nueva Zelanda y Nueva Caledonia, pues los investigadores que realizaron el estudio afirman que éstas no son meramente archipiélagos, entendidos como conjuntos de islas, sino que forman parte de un fragmento continental que es independiente de Australia, lo que le brinda su propio estatus como continente.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►