El repugnante pedido que le hicieron a Alejandra Maglietti por su cuerpo

La panelista de Bendita TV compartió los momentos difíciles que le tocaron cuando estudiaba Derecho y trabajaba como modelo. 

21 de febrero, 2021 | 21.40

Las exigencias a las mujeres en el mundo del espectáculo no son noticia, mucho menos las relacionadas al cuerpo y a la salud. Esta vez, en diálogo con Catalina Dlugi en La Once Diez/Radio de la Ciudad, la abogada y panelista de Bendita TV, Alejandra Maglietti compartió su experiencia cuando trabajaba como modelo y detalló que le pidieron que "baje 5 kilos". 

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

Maglietti relató que en la época en la que hacía modelaje “las exigencias eran mucho mayores en cuanto a nivel físico. Todo el tiempo se hablaba de los famosos 5 kilos". Comenzó su carrera en la pasarela a los 18 años y participó en eventos de envergadura como los desfiles de Roberto Giordano en Punta del Este y en el certamen Mar del Plata Moda Show. 

"Constantemente vivía atormentada por mis piernas, porque era petisa", lamentó la chaqueña al tiempo que explicó: “Lo de los 5 kilos me lo han dicho varias veces para que los bajara”.

En esta línea, si bien no dio nombres, relató: “alguien importante de la moda me dijo 'para ser estudiante de abogacía estas muy bien, pero para ser modelo no'“.

“He tenido campañas después de rendir un final, una llega a eso porque creés que podés hacer todo, porque sos joven y podés estar sin dormir... A veces, estaba varios días sin dormir", detalló. 

Días atrás, Maglietti reflexionó sobre la importancia de la salud mental tras la muerte del futbolista el Morro García, y habló de sus propios problemas de ansiedad. En esta línea, al aire de La Once Diez, se refirió a cómo las exigencias de ciertos trabajos atentan contra la salud y la integridad de quienes se desempeñan y se exponen en esas tareas. 

Especialmente, en el mundo del modelaje, donde tanto el cuerpo y el aspecto físico son un campo de batalla entre los estándares falazmente exigidos y lo físicamente posible. 

Daños emocionales

Detrás de los flashes y las pantallas, los estándares de belleza están tan marcados que encajar o escaparse de ellos parece imposible y pueden derivar en trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia que implican tanto el padecimiento físico como mental. Si la presión no viene desde uno mismo, la imponen desde arriba, exponiendo a daños emocionales y físicos a quienes están por debajo como le sucedió a la abogada de 35 años cuando se desempeñaba en el modelaje. 

"No tuve trastornos alimentarios, nunca llegué gracias a Dios", destacó Maglietti al tiempo que denunció que "estaba cinco días comiendo pollo" y, a las claras, eso repercutió en su salud. 

“He tenido campañas después de rendir un final, uno llega a eso porque creés que podés hacer todo que porque sos joven y que podés estar sin dormir... A veces, estaba varios días sin dormir", lamentó. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►