Para la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, no sólo hay que investigar los números de la campaña legislativa 2017 que llevó a los candidatos de su partido Esteban Bullrich y Graciela Ocaña a sus bancas en el Congreso; también habría que llevar a la Justicia "quién filtró la información" sobre los aportantes truchos, investigación que reveló El Destapeen junio pasado.

Las bases de los beneficiarios sociales no son de acceso público. Sería bueno saber cómo la persona que presenta la primer denuncia y hace la investigación tiene acceso a una base que no es de acceso público. Para hacer la denuncia, definitivamente alguien usó ilegalmente una base de datos que no es pública”, consideró Vidal, en diálogo con Jonatan Viale en CNN.

Embed

Cabe aclarar que la base de datos utilizada para esta investigación no fue la de personas beneficiarias de planes sociales, sino la de aportes a las campañas políticas de 2017 de la Cámara Nacional Electoral, que sí es pública. El dato sobre los aportantes falsos surgió cuando personas que cobran algún tipo de asignación encontraron su nombre en esa lista, cuando en verdad no habían puesto un peso para Cambiemos.

Al ser consultada sobre si hubo aportantes truchoso no durante la campaña, la gobernadora evitó dar una respuesta por sí o por no: “Hay denuncias de aportantes falsos; la Justicia está avanzando en esta investigación, y nosotros también. Frente a la denuncia, no hay que victimizarse”, planteó, y agregó que “si hubo” irregularidades en el financiamiento, “habrá que identificar quiénes fueron los responsables y aplicarle una pena en la Justicia”.

Embed

Además, aseguró que “por supuesto” no sabía de esto. “Yo no hubiera consentido en una situación como esa ninguna irregularidad. Yo hace más de 20 años que trabajo en el Estado, he pasado por distintos cargos. Nunca tuve una denuncia por corrupción, y en dos años de gobierno, gobernando la provincia más grande y más difícil de la Argentina, tampoco”, defendió.

"No era candidata en esa campaña"

En esta línea, sostuvo que “esta es la primera denuncia sobre una campaña electoral”, y no es sobre su gobierno ni “sobre el uso de fondos públicos”. “Tengo todo para mostrar y nada para ocultar. Si hubo, es muy grave”, tuvo que reconocer.

Cuando Viale le recordó muchas de las personas que figuran como falsos aportantes reciben la Asignación Universal por Hijo, entre otros plantes sociales, trató de defender que “todos los que se presentaron como aportantes eran afiliados al partido, más allá de su condición social”. Sin embargo, no recordó que en su gran mayoría los beneficiarios que figuran como aportantes también negaron haberse afiliado al PRO.

“Creo que hay que investigar todo, y dar la cara por todo, que es lo que yo hice desde el primer día. No era candidata en esa campaña, no estaba a cargo de la campaña, no estaba a cargo de la rendición de aportes, gobernaba la provincia y por supuesto acompañé a los candidatos en los actos públicos y en los medios de comunicación como hace cualquiera con sus candidatos”, alegó Vidal, que a su vez es presidenta del PRO en la provincia de Buenos Aires.

LEÉ MÁS: EDUARDO DUHALDE: "LA SITUACIÓN SOCIAL ES PEOR QUE EN 2001"