La petrolera YPF informó que continúa el bloqueo al ingreso a Loma La Lata -la planta de gas más importante del país- por parte de la comunidad Paynemil, que también trabó la producción de petróleo y gas de los yacimientos de Rincón del Mangrullo y de Loma Campana.

La compañía confirmó que cerró 400 pozos de petróleo, 300 pozos de gas, 15 plantas de separación primaria de gas, 8 baterías, 2 plantas de procesamiento de gas y 1 planta de tratamiento de crudo, a modo de emergencia.

El impacto de estas paradas en la de producción es de 16.000.000 metros cúbicos por día de gas y 32.000 barriles por día de crudo; esta pérdida de producción significará para YPF una millonaria caída de ingresos.

El proceso de puesta en marcha de los yacimientos afectados demandará entre 24 y 48 horas, siempre que puedan desarrollarse con normalidad, es decir, si se levantara el corte que aun bloquea el acceso a oficinas y plantas. En principio, se estima que serán necesarias más de 100 personas para desarrollar las tareas de normalización, precisó la firma en un comunicado.

"Es importante destacar que las acciones llevadas a cabo por la comunidad Paynemil carecen de sustento y racionalidad debido a que los reclamos territoriales que las motivaron ya fueron atendidos por la provincia de Neuquén", dijo YPF.

La petrolera realizó las denuncias penales correspondientes y hace responsable a Elba Paynemil por las graves consecuencias que se están generando para el normal abastecimiento de petróleo y gas en el país.