YPF alertó hoy que podrían faltar gas y combustible porque debió paralizar la producción en Neuquén a raíz de un bloqueo liderado por una familia de la comunidad mapuche. "YPF informa que se vio forzada a paralizar la totalidad de su producción de petróleo y gas de Loma la Lata y Loma Campana, en la provincia de Neuquén", subrayó la empresa en un comunicado.

Sostuvo que la compañía tomó la decisión de frenar la actividad para "garantizar la seguridad de las personas, las instalaciones y el medio ambiente ante el accionar irresponsable de Elba Paynemil, dirigente de la comunidad mapuche".

La familia se encuentra hace 48 horas en el acceso del yacimiento para reclamar por la demora en un sondeo territorial, que definiría cuál es la extensión de sus tierras. Es que los manifestantes sostienen que el intendente de la localidad ubicada en la puerta de la entrada a Vaca Muerta se adueñó de una parte de sus territorios por esa indefinición.

La empresa sostuvo que por la protesta los guardias se retiraron de las plantas y alertó que "con las instalaciones completamente desatendidas, podrían generarse derrames y hasta incendios".

YPF se quejó de que la manifestación "carece de racionalidad" y aseguró que realizó la denuncia penal correspondiente. Además, instó a que se levantara la protesta para que el personal de la compañía pudiera "revertir la situación de riesgo en sus operaciones".

Por su parte, el ministro de Seguridad provincial, Gabriel Gastaminza, contó esta mañana que tras hablar con la comunidad mapuche Paynemil lograron un principio de acuerdo para poder restablecer la producción de gas en Loma La Lata. Además, dijo que está el compromiso de irse del yacimiento y continuar el diálogo con las autoridades provinciales en otro lugar, según advierte un artículo del diario La Mañana de Neuquén.

"Se llegó a un diálogo bastante fructífero con la promesa de permitir que se restablezca el servicio", contó el ministro Gastaminza en declaraciones a LU5, aunque dijo que aún había algunos sectores que no se había logrado restablecer y que restaba chequear si el compromiso asumido esta cumpliéndose en su totalidad.

Gastaminza detalló que ante la gravedad de la situación concurrieron al lugar el subsecretario de Seguridad Gustavo Pereyra y el secretario de Ambiente, Ricardo Esquivel. "Estaba la orden del fiscal de permitir que se ingrese a garantizar la producción, pero no fue necesario usar la fuerza pública porque la lonko (Elba Paynemil) se comprometió a retomar el diálogo", aseguró el funcionario provincial.

En este sentido, detalló que la reunión dio "resultados positivos". "La lonko de comunidad tenía una actitud más dialoguista y habría acepado reencaminar el diálogo del conflicto entre dos familias, pero les dijimos que desde el gobierno de la provincia no ibamos a permitir el chantaje y extorsión, porque esa no es la salida".

"Es una situación que hay que resolver entre familias que son antiguos ocupantes y esperamos resolverlos con el relevamiento territorial. Pero no podemos aceptar las condiciones que ellos plantean y que sino cortan todo el sistema de energía que es altamente riesgoso", expresó por último el ministro Gastaminza.

Por último, indicó que anoche "se tomaron medidas muy responsables y serias donde se podía afectar la producción de gas al país e incluso generar un desastre ecológico y ambiental, ya que la gente de la comunidad sacó al personal de bombeo y de otras áreas".