El secretario general de la CTA, Hugo Yasky, confió este sábado en que el nuevo armado sindical que está llevando a cabo junto a otras corrientes del sector tendrá "más poder de convocatoria que el MTA (Movimiento de los Trabajadores Argentinos) en los 90".

De esa manera se refirió a la construcción gremial que impulsa junto a la CTA que conduce Pablo Micheli, el sindicato de Camioneros de Hugo Moyano, la Corriente Federal y la Central de los Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

"Vamos a tener más poder de convocatoria que el MTA en los 90 y ya lo demostramos el 21 de febrero", sostuvo Yasky en alusión a la marcha que protagonizaron esos gremios a partir de una convocatoria de Moyano.

En declaraciones a FM La Patriada, el líder de la CTA subrayó que la semana pasada realizaron una primera reunión para "trabajar en la unidad de acción" y que el próximo miércoles volverán a encontrarse en la sede de la CTA.

"Tenemos pensado definir una fecha en abril para un nuevo gran acto similar al del 21 de febrero", contó el dirigente gremial y diputado nacional del FPV-PJ, al tiempo que evaluó que "es necesario reagrupar al sindicalismo que está dispuesto a confrontar con el Gobierno".

Por otra parte, se mostró de acuerdo con sumar a ese nuevo espacio a Juan Carlos Schmidt, quien actualmente forma parte del triunvirato que encabeza la CGT, y en este sentido afirmó: "Ojalá participe, no hay que darle la posibilidad al Gobierno de que pueda jugar con esa división que ellos mismos generaron".

Respecto de algunos de los sindicatos que integran la CGT, Yasky sostuvo que "hay dirigentes que han decidido hacer la plancha, tener un perfil bajo y soltarle la mano a los trabajadores, muchos son dóciles con el Gobierno y ayudan en la reducción del costo laboral".

"El crecimiento invisible es de la renta y de las ganancias extraordinarias de un puñado de sectores muy poderosos que hace que el resto tengan que pagar con esta recesión que estamos viviendo", concluyó el referente sindical.

En esta nota