En línea con la postura de la Casa Rosada, diputados del oficialismo encabezados por el radical Luis Petri presentaron en el Congreso un proyecto que establece "un régimen de reciprocidad, compensación y arancel para extranjeros no permanentes que usen los servicios de salud". También pretenden aplicarlo para la educación universitaria.

El documento, que fue acompañado por los diputados de Cambiemos Waldo Wolff, Eduardo Amadeo, Facundo Suárez Lastra, Julián Dindart, David Schlereth, Gustavo Menna, José Carlos Núñez, Martín Hernández y Estela Regidor establece un régimen de "reciprocidad, compensación y arancel" para extranjeros no permanentes que usen los servicios de salud y educación universitaria.

Según señaló Petri, el objetivo del proyecto es "garantizar el acceso igualitario a todos aquellos extranjeros que elijan residir en la Argentina de manera permanente, que vengan a trabajar, que aporten al crecimiento del país y establecer un régimen para aquellos extranjeros no permanentes a fin de afrontar los costos de los servicios".

En virtud del proyecto, la situación de quienes revistan la calidad de "residentes permanentes" se mantiene inalterable, pero cuando se trate de aquellas personas que ingresan al país con carácter temporario, transitorio o precario, se establece el acceso a los servicios de educación universitaria y salud en forma gratuita en tanto exista reciprocidad, es decir, siempre que los argentinos gocen de los mismos derechos en esos países.

En caso de no existir reciprocidad ni compensación entre el país de origen de la persona que goza del servicio y la Argentina, los diputados de Cambiemos pretenden que el Estado estará facultado a exigirle a ese país una compensación por los servicios prestados. Si no, que establezca "tasas retributivas" o "aranceles" para afrontar el costo de los servicios de salud y educación.

LEER MÁS: Marcos Peña respaldó una medida que perjudica a los extranjeros