La balanza comercial, que muestra la diferencia entre importaciones y exportaciones, tuvo en Enero 2018 el peor resultado en años: con un rojo de -986 millones de dólares, se ubicó casi dieciséis veces por encima de los -51 millones de dólares del saldo del mismo mes del año pasado.

SUMATE A LA COMUNIDAD DE EL DESTAPE: SUSCRIBITE

El déficit se produjo a pesar del crecimiento de las exportaciones en un 11%, debido a que las importaciones aumentaron un 32%. El crecimiento de las exportaciones tuvo más que ver con la suba de precios dado que las cantidades exportadas se mantuvieron aproximadamente en el mismo nivel que el año anterior mientras que las cantidades importadas tuvieron un aumento del 24% interanual.

Embed
Déficit Comercial

La proyección del déficit comercial será otra más de las metas incumplidas por el gobierno durante este año. El proyectado es de -5.600 millones de dólares y sólo en un mes sumó casi un quinto del total. En 2017 ya había sido récord con 8417 millones, casi cuatro veces mayor que el proyectado. Según diversas consultoras, el déficit este año rondará los 10.000 millones.

El oficialismo destacó el aumento de las importaciones de bienes de capital que crecieron 29,5% como termómetro de la reactivación económica. El Ministro de Producción, Fernando Cabrera, señaló que el alto nivel de importaciones es producto de “haber estado cerrados al mundo” y apuntó especialmente a los costos de logística como causa de la poca capacidad de exportación.

Solo en un mes, el déficit comercial ya es un quinto del proyectado para todo el año

Sin embargo, la importación de bienes de consumo creció tanto como la de bienes de capital debido a la política de apertura irrestricta. Indumentaria, motos y electrodomésticos línea blanca fueron los sectores que más crecieron. La importación de productos textiles y sus manufacturas aumentaron un 56.5%, incluso a pesar de que las grandes cadenas internacionales que prometían desembarcar en el país aún no lo hicieron. También vehículos automotores de pasajeros creció un 48,5%, explicado sobre todo por importación de autos de lujo. Buena parte de estos productos requieren la aprobación de Licencias No Automáticas (LNA) por parte de la Secretaría de Comercio Exterior para poder ingresar. Todo indicaría que desde la cartera que dirige Miguel Braun las LNA se aprueban sin miramientos y que el próximo paso será eliminar este instrumento de protección a la producción local.

Por el lado de las exportaciones, el crecimiento de un 11% se explica principalmente por el aumento en un 30% de las manufacturas de origen industrial y un 12% en productos de origen primario.

Si bien el gobierno insiste en que no le preocupan los números rojos porque son consecuencia del crecimiento de la economía, no parece haber un plan de desarrollo que traiga consigo un aumento sustancial en la capacidad exportadora para revertir el déficit. Los programas que impulsó el Ministro Cabrera, PotenciAR y el reciente “Exporta Simple” destinado a PYMES, se muestran insuficientes. No hay claridad respecto de cuáles son los sectores que impulsarían y mientras tanto se desfinancia a ciencia y técnica y se abandonan proyectos con alta tecnología y capacidad de exportar como la industria satelital.