comScore

Luego de haber recibido al presidente argentino Mauricio Macri, el mandatario ruso Vladimir Putin fue apuntado por el ex encargado del laboratorio de Moscú, Grigori Ródchenkov, como el cabecilla de la red de dopaje de los atletas olímpicos de ese país.

El testimonio que acusa a Putin surge de un documental que la Primera Cadena de la Televisión Alemana (ARD) emitirá por completo este lunes. El programa gira en torno al escándalo de dopaje sistemático en la previa de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014, que todavía tiene repercusiones en el deporte ruso.

Allí Ródchenkov aseguró: "Naturalmente todo venía de lo más alto, del presidente, pues solo el presidente puede encomendarle a los servicios secretos una tarea de esa naturaleza"

Incluso, el químico afirmó que el plan de dopaje ruso es anterior a la competencia de 2014. "Antes de los Juegos Olímpicos de Pekín (2008) era muy fácil. Uno podía hacer lo que quisiera y todos los atletas del equipo ruso estaban dopados", dijo Ródchenkov.

Después de Sochi, Ródchenkov escapó de Rusia y sirve como testigo clave de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA por su sigla en inglés) y la Justicia estadounidense.

"Entre Pekín 2008 y Londres 2012 cambiamos nuestra estrategia para disimular el dopaje y lo controlamos todos", aseguró Ródchenkov

Las implicancias del escándalo de dopaje tuvieron un alcance extremo en los Juegos Olímpicos de Río 2016, donde 111 deportistas rusos fueron inhabilitados por las federaciones internacionales de sus deportes debido a las dudas sobre su preparación