Este perro no quiere dejar dormir a su amigo y lo despierta de una manera no muy amistosa. No sabemos si es para jugar o simplemente para no dejarlo descansar, pero le salta encima del almohadón una y otra vez

Finalmente puede despertarlo, pero el gato se levanta de muy mal humor. Le tira arañazos y gruñidos a perro que lo esquiva para luego seguir molestándolo.

¡Mirá el video de este amigo pesado!

Embed

En esta nota