Los pitbull son perros que imponen respeto. Su gran tamaño, ferocidad y la fama que los antecede, hace que otras mascotas y hasta seres humanos les tengan cierto temor.

Pero en este video que se viralizó en las últimas horas parece que los roles se invirtieron. El perro quiere pasar por un pasillo en el que está acostado un gato que lo observa. Y al llegar cerca del felino se detiene y realiza sus movimientos con una lentitud inusual.

Sigue de reojo al gato mientras hace los pasos a su lado pero con una cara de terror nunca vista en un pitbull.

¡Mirá el tierno video!

Embed

LEÉ MÁS: Un cocodrilo gigante invade una pileta en la Florida

En esta nota